Qué dijo Manzur sobre la muerte de la manifestante arrollada por un taxista

El gobernador habló sobre el hecho ocurrido el lunes, cuando estaba reunido con el plantel de San Martín en Casa de Gobierno.

06 Jun 2018
1

La mujer fue arrollada en la esquina de la plaza Independencia. LA GACETA/FOTO DE FRANCO VERA (ARCHIVO)

"Es un hecho que nos llena de tristeza", fue lo que dijo el gobernador Juan Manzur esta mañana cuando fue consultado sobre la muerte de María Rosa Zelaya, la mujer que fue arrollada el lunes por un taxista cuando se manifestaba en las inmediaciones de la plaza Independencia.

"En Tucumán somos muy respetuosos de las manifestaciones y de las protestas, este es un hecho que nos llena de tristeza", sostuvo el mandatario durante la rueda de prensa. "No quiero profundizar más en el tema porque sé lo mismo que ustedes. De todos modos, hay una investigación en la justicia y hay que esperar que determine los pasos a seguir", añadió.

“Esta es una muestra más de la intolerancia de la gente. Nosotros estábamos manifestando con normalidad. Pero esta gente nos ataca porque reclamamos lo que nos parece justo. No están atacando. La Policía liberó la zona. Ellos tendrían que haber tomado todas las precauciones, pero no lo hicieron. Nos dejaron y desportegidos”, relató una de las manifestantes.

El lunes al mediodía, Zelaya se encontraba protestando junto con sus compañeros del Frente de Trabajadores del Interior en 24 de Septiembre y 25 de Mayo. Después de haber marchado hasta la Secretaría de Desarrollo Social, intentaron cortar el tránsito en esa esquina.

Ricardo Escobar, el taxista que circulaba por 25, se encontró con el corte y aceleró el auto Fiat Palio arrollando a la mujer de 36 años. El chofer siguió su marcha por esa misma calle y se detuvo a la altura del Ente Tucumán Turismo. Cuando los allegados de la víctima intentaron detenerlo, huyó rápidamente del lugar.


Con la autopsia confirmarían que el taxi pasó por encima a la manifestante Zelaya
Con la autopsia confirmarían que el taxi pasó por encima a la manifestante Zelaya


Mientras ocurría esto, a metros del lugar, en Casa de Gobierno, Manzur se encontraba recibiendo al plantel de San Martín que festejaba el ascenso a la Superliga Argentina de Fútbol. Algunos hinchas del “Santo” que se encontraban esperando a los jugadores, se acercaron al lugar del choque para tratar de colaborar con la víctima, que terminó falleciendo en el hospital Padilla como consecuencia de las heridas sufridas.

Escobar, de 62 años, fue detenido por efectivos policiales en calle Moreno primera cuadra, en barrio Sur. Él le habría dicho a los efectivos que se escapó porque los manifestantes quisieron agredirlo.

El informe de la autopsia no coincidió con la explicación que dio Escobar sobre cómo se produjo el accidente. El fiscal Washington Navarro Dávila ordenó la detención del sospechoso y lo acusó de homicidio simple, y no culposo, por lo que la pena podría ser más fuerte.

Comentarios