La alimentación consciente hace brillar tu ser de luz

06 Jun 2018
1

LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI.-

Tenía 48 años y ya era médica cuando enfermó de artritis reumatoidea. Su cuerpo se volvió rígido, le costaba caminar, se deprimió y entristeció al mirar su pronóstico. Ana Belén Correa Zanetta, médica dermatóloga y ayurvédica, pensó que lo mejor sería cambiar la alimentación y comenzar a ser consciente de cada alimento. “Ayudada por el reiki y por la meditación en cuatro años logré mejorar un 80%”, asegura la médica que ayer participó de la Expo Ambiental con un stand sobre alimentación consciente (foto).

Su mensaje se basa en elegir los alimentos en función de sus nutrientes y cuidar el medio ambiente.

“Somos seres de luz, energía y materia. Nuestro cuerpo está compuesto por átomos que irradian energía cada segundo, y que se conoce como energía vital. Las civilizaciones antiguas la llaman con diferentes nombres según las regiones: en India es Prana; en China, chi y en Japón, ki. Cada día la utilizamos para todas las funciones corporales, desde respirar hasta bombear la sangre o digerir la comida. La mejor manera de cuidarla es ser conscientes al respirar y al alimentarnos”, afirma la experta.

Ricos y equilibrados

“El ki o chi propio de lo que ingerimos no debe interferir en el chi propio de la persona. Cada persona tienen una energía diferente y como es imposible saber cuál es la energía de cada alimento, se debe elegir los que sean ricos en vitaminas y equilibrados para que nuestros átomos de luz brillen sin dificultad. Personalmente eliminé el gluten, porque me inflama, así como os alimentos que ponen ácida la sangre, como las carnes rojas, el café y el alcohol. Estos alimentos contienen un PH ácido mientras que nuestra sangre tiene un PH neutro. Cuando las células se sumergen en un PH diferente empiezan a cambiar de forma y ese cambio celular se nota primero en la piel y luego en todo el cuerpo”, advierte.

"Cuando ingerimos alimentos cuya energía no es buena (como la comida chatara) los chacras se alteran, dando origen a las primeras alteraciones energéticas en nuestras celulas, que  comienzan a sufrir cambios en su estructura interna, que provocan transformaciones bioquímicas y morfológicas. Una vez producido esto, el cuerpo empieza a padecer enfermedades. Por eso, alimentarse conscientemente significa que cada individuo conozca el poder real de saber elegir qué comer y sus beneficios en la salud y la vitalidad", enfatizó la médica clínica y dermatóloga, referente del área Tucumán de Medicina Tradicional Complementaria Integradora. 

Comentarios