Rajoy prepara la mudanza a su vieja casa

El presidente destituido dejará La Moncloa.

03 Jun 2018
1

FUTURO INCIERTO. El PP definirá el rol de Rajoy en la política del partido. Reuters

BARCELONA.- Tras su destitución como jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy tendrá que abandonar en los próximos días el palacio presidencial de La Moncloa de Madrid, que pasará a ocupar su sucesor, el socialista Pedro Sánchez.

El líder del Partido Popular (PP), de 63 años, tendrá menos tiempo de lo habitual para hacer la mudanza, ya que su cese fue provocado por una moción de censura, la primera que prospera en la democracia española. Según informan los medios españoles, Rajoy regresará a la vivienda donde residía antes de ganar las elecciones de 2011, situada en Aravaca, un barrio de clase media-alta en el norte de la capital española. Y lo hará con su esposa, Elvira Fernández, y los dos hijos que la pareja tiene en común, de 13 y 18 años. Todos ellos han permanecido en total seis años y medio La Moncloa.

A partir de ahora, Rajoy podrá acceder a las prerrogativas reservadas para los ex jefes del Gobierno en España, que incluyen un vehículo de representación con conductores, dos empleados públicos, una dotación para gastos de oficina, atenciones de carácter social y alquileres de inmuebles en la cuantía consignada. Dispondrá de los servicios de seguridad que el Gobierno estime necesario.

Durante dos años, podrá cobrar una pensión indemnizatoria que supone el 80% de su sueldo como jefe del Gobierno, aunque ésta es incompatible con otra retribución pública, por lo que para disfrutarla debería renunciar a su escaño de diputado.

El detonante de la destitución fue un fallo judicial sobre una causa de corrupción. Durante la década pasada, entre el PP y las empresas de Francisco Correa -sentenciado a 51 años de cárcel el jueves de la semana pasada- se tejió un auténtico y eficaz sistema de corrupción en la contratación pública central, autonómica (regional) y local. El extesorero del PP Luis Bárcenas -al que se le descubrieron 48,2 millones de euros en Suiza y condenado a 33 años de cárcel- fue el encargado de administrar ese proceso de coimas, que incluyó sobresueldos a los máximos dirigentes del PP. La semana pasada, la Justicia condenó a 29 de los 37 acusados en la investigación. En el fallo, el tribunal dejó constancia de que el testimonio de Mariano Rajoy -declaró en julio pasado- no fue lo “suficientemente verosímil” para rebatir las pruebas de la contabilidad opaca del partido. (DPA)

En Esta Nota

España Mariano Rajoy
Comentarios