Menos casamientos: no es una forma de huirle al compromiso, según una experta

La escritora Valeria Schapira opina que está devaluada la institución del matrimonio.

03 Jun 2018
1

EXPERTA EN CITAS. Según Schapira lo que cambió fueron las relaciones.

Que haya menos casamientos y más convivencias no significa que la gente le esté apostando menos al amor. O que quiera huirle al compromiso. De eso está segura Valeria Schapira, escritora y “experta en vínculos” en el portal de citas Match.com.

En un estudio que realizó el sitio entre más de 4.000 usuarios solteros, más del 75% busca una relación con compromiso. “Esto deja en claro que no está devaluado el amor ni las ganas de comprometerse y apostarle a una relación nueva”, insiste.

- Más parejas apuestan a la convivencia, ¿podríamos decir que el matrimonio pasó de moda? ¿O que la gente ya no se quiere comprometer?

- Lo que está devaluado es el matrimonio como institución. No creo que haya menos compromiso para formar una relación. En el sitio de citas Match.com la gran mayoría de los usuarios tiene más de 50 años y quiere rehacer su vida, según una encuesta. Entonces, esto es una muestra de que la gente sí sigue apostando a comprometerse. Años atrás existía el mandato social del casamiento. Existía la presión social de contraer matrimonio, tener hijos y formar una familia con el aval de la ley. Los tiempos han cambiado. Hemos evolucionado. Cada uno elige cómo quiere vivir en pareja y se respetan esas decisiones; ya no hay un modelo preestablecido. Hoy, quien elige casarse lo hace desde el deseo y no por una imposición social. Son más genuinos.

- ¿Qué cosas creés que influyeron en esta tendencia?

- Hemos visto a muchas parejas que se prometían amor para toda la vida y que no eran felices y no podían separarse por la presión social. O mujeres sin independencia económica, sin posibilidad de decir basta a una relación que no querían. Hoy las mujeres están empoderadas; su ingreso al mercado laboral les dio independencia, poder de decisión. Ya tampoco se habla de la “solterona”. Muchas mujeres deciden no casarse y son felices así. También influyó mucho que las leyes se hayan acomodado a esta nueva realidad y hayan reconocido los derechos de los convivientes. Otra realidad es que hoy vivimos más años y la mayoría de la gente en el transcurso de su vida tiene más de una relación.

- Hoy en día, ¿cuesta imaginar un amor para toda la vida?

- Las nuevas generaciones no quieren formar una pareja como la de los padres “en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe”. Quieren que sea “hasta que dure el amor”. Entienden que no es una tragedia separarse. No ven mal los divorcios, ni la reincidencia matrimonial, ni las familias ensambladas. En el marco de esta libertad, las personas eligen su camino. Pero sí buscan enamorarse y comprometerse. El amor sigue intacto, lo que cambió fue la forma de relacionarse. Las uniones se han sincerado; son cada vez más legítimas. La gente ha entendido que legalizar una relación vía matrimonio no necesariamente garantiza felicidad ni que las dos personas que integran esa pareja estén comprometidas seriamente la una con la otra.

caída en picada 
El año pasado se registró la más baja cantidad de bodas
El 2017 fue el año que menos casamientos se registraron en Tucumán desde 1980, según la Dirección de Estadísticas y Censos. En los años 80, los matrimonios representaban el 92% de las parejas, mientras que en 2010 eran el 69%. Habrá que esperar el próximo censo 2020 para saber cuánto representan en la actualidad. Mientras, las cifras del Registro Civil dan alguna idea de cómo fueron cambiando las familias en la provincia. En el 80 hubo 17.810 casamientos. En el 88 se registraron 27.328 bodas. El año pasado esa cifra cayó en picada: hubo 10.500 matrimonios. 

> Caída en picada 
El año pasado se registró la más baja cantidad de bodas

El 2017 fue el año que menos casamientos se registraron en Tucumán desde 1980, según la Dirección de Estadísticas y Censos. En los años 80, los matrimonios representaban el 92% de las parejas, mientras que en 2010 eran el 69%. Habrá que esperar el próximo censo 2020 para saber cuánto representan en la actualidad. Mientras, las cifras del Registro Civil dan alguna idea de cómo fueron cambiando las familias en la provincia. En el 80 hubo 17.810 casamientos. En el 88 se registraron 27.328 bodas. El año pasado esa cifra cayó en picada: hubo 10.500 matrimonios. 

Comentarios