Un oficio judicial desató otro escándalo en el Concejo de Yerba Buena

Opositores cuestionan que el Concejo no haya recibido un documento de tribunales

01 Jun 2018

Primer acto

- ¿Cómo no me van a permitir hacer una presentación por mesa de entradas? (Benjamín Zelaya, concejal de Yerba Buena).

- La ley de procedimientos dice que... (Raúl Villarrubia, prosecretario de ese Concejo Deliberante).

- ¡No hay ningún procedimiento! (interrumpe Zelaya).

- La orden del juez dice que se la deben diligenciar a él (aparece en escena Blanca Alvillos, secretaria del Concejo).

- ¡No! Es usted la que no la quiere recibir. (Pedro Albornoz Piossek, concejal, a los gritos).

- Ella no va a recibir ese oficio. (Héctor “Pilón” Aguirre, presidente del cuerpo. Ingresa con la voz pausada, la mano en la frente y la cabeza baja).

- Hagan una cosa: hagan una nota contestando... (quiere proponer Alvillos).

- No. ¿No me permiten ingresar el oficio?, perfecto. Voy a venir con un escribano. (Zelaya).

- Usted concejal puede presentar una nota... (Alvillos).

- ¡No! ¡Yo voy a presentar lo que quiera! (Zelaya).

Segundo acto

La discusión prosigue en el mismo despacho. Aguirre observa desde afuera. En un momento, Albornoz Piossek le cierra la puerta.

- ¡No me cerrés la puerta! ¡No me cerrés la puerta en la cara! (Aguirre, mientras abre la puerta de un empujón y mueve su dedo índice en una y otra dirección).

- Basta, basta... Pilón, dejá (Alvillos, parada entre los dos hombres para separarlos).

Los sucesos

En las últimas horas se viralizó un video en el que se observa a Zelaya, Albornoz Piossek y Maximiliano García mientras discuten con las autoridades del Concejo. La pelea ocurrió el miércoles, al mediodía. “Fueron a dejar un escrito. Alvillos les intentó explicar que no podía recibirlo. Un juez había indicado que debían presentarlo a través de su patrocinante. Entonces, le gritaron. La maltrataron. Estaban a los gritos contra esta mujer”, explica Aguirre. Destaca que “son los mismos chicos” que, el año pasado, aprovecharon un viaje del intendente, el radical Mariano Campero, para entrar a la intendencia e intentar sacar al jefe de Gabinete, Manuel Courel, de su cargo.

Albornoz Piossek proporciona otra versión. Según él, esa grabación deja en claro lo siguiente: “que Alvillos está convencida de que es la dueña del Concejo. Y que una mafia, encabeza por ella, por Aguirre y por su hijo (en referencia al otro edil peronista, Walter Aráoz), ha tomado el cuerpo”.

El escrito que pretendió entregar Zelaya consistía en una última prueba que le había requerido la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. Los camaristas deben expedirse sobre el recurso de amparo presentado por él, Albornoz Piossek; García y Lucas Cerúsico para anular la sesión del 21 de diciembre, en la que cinco pares suyos reeligieron autoridades e hicieron asumir a Rodolfo Aranda, quien reclamaba una banca.

“Lo que hicieron es grave. Cualquier mesa de entrada tiene la obligación de aceptar una presentación. Vamos a pedir una pericia psiquiátrica para Alvillos. Creemos que ella no puede seguir en su rol. Y en cuanto a Aguirre, es un analfabeto. No creo que haya terminado la secundaria”, añade Albornoz Piossek.

“No podrán, por más actitudes vedettongas que tengan, obstruir a los que trabajan”, opina Aranda, sobre el episodio del video. De acuerdo con sus dichos, cuando se trata de oficios judiciales los jueces que intervienen indican quiénes son los facultados a realizar las entregas. En este caso, la persona designada era un abogado.

En Esta Nota

Yerba Buena
Comentarios