Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar, las estrellas que iluminarán el Mundial

Son las figuras que prometen descollar en la cita rusa, aunque otros futbolistas con menor cartel tienen las condiciones para sorprender

29 May 2018

Ignacio Encabo - DPA - Especial para LG Deportiva

Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar encabezan cualquier podio de posibles figuras del Mundial 2018. Sin embargo, detrás de las tres megaestrellas del fútbol internacional, varios grandes talentos aspiran a discutirles el reinado, al menos durante el mes que dure la cita en Rusia.

Tras repartirse entre ellos el premio al mejor jugador del planeta en la última década, Messi y Cristiano tienen en el Mundial una gran oportunidad de distanciarse el uno del otro: una Copa del Mundo a esta altura de sus carreras sería casi imposible de igualar para el otro, más allá de que cada semana siguen demostrando su vigencia en Barcelona y Real Madrid.

La contra para los dos astros es que sus respectivas selecciones no brindan enormes garantías. Sin embargo, ambos ya demostraron que pueden tirar del carro: Messi comandó a la “albiceleste” hasta la final del Mundial 2014, mientras que Cristiano lideró a Portugal al título en la Eurocopa de Francia, en 2016.


Para Neymar la situación parece ser la inversa. Aunque aún no demostró ser capaz de liderar a un equipo hacia una gran conquista, la solidez y eficacia que le dio la llegada del entrenador Tite a la selección de Brasil coloca a la “canarinha” como firme candidata al título. Ese contexto permite a Neymar brillar con más libertad y tal vez sea el escenario ideal para reclamar definitivamente la corona.


Pero más allá de las estrellas obvias, otras figuras aspiran a consagrarse en Rusia. Goleadores como Luis Suárez, Antoine Griezmann, Robert Lewandowski, Harry Kane, Sergio Agüero y Mohamed Salah o armadores de juego como Eden Hazard, Kevin De Bruyne, Isco Alarcón, Toni Kroos, James Rodríguez y Philippe Coutinho prometen regar de talento los campos rusos.

Algo opacado por el brillo de Messi en Barcelona, Suárez es el dueño absoluto de Uruguay, donde nadie discute su liderazgo. Tras el mordisco al italiano Giorgio Chiellini en Brasil 2014, el goleador de 31 años buscará revancha en su tercer Mundial. Y como ladero perfecto para conformar una delantera temible tendrá a Edinson Cavani, estrella del Paris Saint-Germain, que también podría brillar con luz propia.

En su segunda aparición mundialista y con más de 200 partidos con Atlético de Madrid, el francés Griezmann tiene todas las condiciones para dar el salto: una edad ideal (27 años), un equipo muy competitivo y una madurez que le permite aprovechar su talento en los momentos importantes de los partidos.

Dos delanteros como Lewandowski y Kane probablemente no sean consagrados como los mejores jugadores, pero pueden aspirar sin sonrojarse a la bota de oro del torneo. El polaco, máximo goleador histórico de su país, volvió a romper todas las redes de la Bundesliga y de Europa con Bayern Munich, mientras que el inglés de Tottenham llega a Rusia con el antecedente de haber sido el futbolista que más goles anotó en Europa durante 2017.

Con diferentes características, Agüero es otro goleador letal, que necesita redimirse con la camiseta argentina. Como escudero de Messi y después de una temporada brillante con Manchester City, el “Kun” buscará reeditar en su Selección todo lo bueno que viene haciendo en Europa desde hace una década. Sin embargo, llegará con lo justo físicamente tras una intervención en la rodilla.

Aunque su selección sólo aspire a avanzar de ronda, Salah, que se recupera de una lesión en el hombro sufrida durante la final de la Liga de Campeones, también pretende presentar sus credenciales de estrella. El goleador egipcio de Liverpool completó una temporada soñada y es la gran carta de los “Faraones” para sorprender en Rusia.

Un poco más lejos de los arcos, pero con brillo propio para generar juego, varios centrocampistas quieren mostrar sus credenciales para subirse al podio de los grandes.

Con Bélgica, que espera confirmar todo lo bueno que se le atribuye, Hazard sabe que está ante una ocasión inigualable. Pretendido por media Europa, el mediapunta de Chelsea ya sumó experiencia y a los 27 años consiguió la madurez que le faltaba en el Mundial anterior. A su lado estará De Bruyne, otra perla de una generación dorada del fútbol belga que tras celebrar el título de la Premier con el City espera a su consagración a nivel mundial.

Algo parecido podría decirse de Isco, un talento natural que llega en el punto justo al Mundial para recoger la posta que seguramente entregará en España el veterano Andrés Iniesta, autor del gol con que la “Roja” celebró su único título del mundo en 2010 y que a los 34 años buscará despedirse a lo grande como lo hizo en Barcelona.

A los 25 años, el jugador de Real Madrid tiene plena confianza del seleccionador Julen Lopetegui, que incluso lo considera más importante para su equipo que en su propio club.

Su compañero Kroos ya sabe lo que es la gloria de ser campeón del mundo, aunque ahora tendrá más protagonismo en Alemania, que perdió valores como Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm. Pase, dinámica, visión de juego y control son algunas de las virtudes de uno de los mejores centrocampistas del mundo, que a los 28 años ya tiene en sus espaldas todas las vivencias de un veterano.

A James Rodríguez un Mundial lo catapultó a élite y ahora otro lo puede devolver a ese sitio. El colombiano recuperó la alegría en el Bayern y llegará de la mejor forma a Rusia con la intención de repetir lo logrado en Brasil 2014, cuando fue el máximo goleador del torneo con seis tantos.

Coutinho, por su parte, tiene la contención de la selección brasileña como mejor aliada para desplegar todas sus virtudes. En la estructura que armó Tite, el volante deBarcelona puede justificar los 120 millones de euros más 40 en bonificaciones que se pagó por su transferencia y convertirse en una verdadera estrella.

Messi y Cristiano llegan a Rusia para consolidarse como los mejores, pero no deberán descuidarse porque una tropa de talentos está lista para intentar desbancarlos.

Comentarios