“No hay tecnología que supere el olfato canino”

Historia de la perra que ayudó en las tareas de rescate luego del derrumbe del Parravicini. Entrenamiento.

29 May 2018 Por Lucía Lozano

> A LA CUCHA | EL RINCÓN DE LAS MASCOTAS

Dana es una belga malinois de dos años. Es súper cuidadora y tiene un olfato tan entrenado que es imposible de superar. No hay tecnología que detecte mejor que ella la presencia de alguien desaparecido. Por eso, cuando el miércoles se produjo el derrumbe en el ex cine Parravicini, los rescatadores pidieron su presencia. Después de recorrer la zona de la tragedia, cuando aún no se sabía bien si había víctimas, sus ladridos y chillidos fueron claves para encontrar bajo los escombros a dos de las personas que perdieron la vida.

Para las mascotas, puede ser como un juego en el que si hacen bien su trabajo reciben una recompensa. Para los investigadores es una herramienta fundamental. No sólo ayudan en casos policiales. En todo el mundo se está utilizando el olfato canino con varios fines; ahora, por ejemplo, se ha descubierto el gran potencial que tienen para la medicina. Con sus narices son capaces de detectar cáncer, diabetes y ataques de epilepsia.

Daniel Juárez, el entrenador de Dana y de otros cinco perros de rescate que hay en Tucumán, contó cómo trabajan desde la fundación Maskay 9, una ONG que es auxiliar de la Policía y de distintas entidades que realizan operativos en la provincia, como por ejemplo Defensa Civil y la Dirección de Emergencias.

El miércoles a la noche, Juárez llegó con Dana y la soltó para que recorriera toda la zona de 24 de Septiembre al 500. Sigilosa, la perra olfateó cada rincón ante la mirada de los efectivos que trabajaban allí.

“Lo ideal hubiera sido que ella estuviera sola, pero la situación era bastante compleja”, destacó. Luego explicó cómo se desempeñó la nariz del animal.

“Los seres humanos tenemos distintos tipos de transpiración: una es ecrina y otra, apocrina. La primera es común a todas las personas, mientras que la segunda es única a cada ser. En casos como los del Parravicini los perros siguen el olor ecrino. Lo ideal es dejarlos solos en el escenario del derrumbe con el objetivo de encontrar cualquier personas que pudieran haber quedado atrapada entre los escombros. En cambio, cuando se sabe de una persona determinada que está desaparecida, a los canes se les enseña una prenda con el olor de ese individuo (transpiración apocrina) y ellos son capaces de seguirle el rastro”, explicó.

Un perro descubre el olor humano -las partículas que se van desprendiendo de su piel y depositándose sobre la tierra y la vegetación- y es capaz de seguirlo.

¿Cómo es el olfato canino?

Se calcula que el perro tiene receptores olfativos hasta 20.000 veces más potentes que el hombre. Sus detecciones pueden tener hasta un 99% de aciertos, señala Juárez. Con sus perros, desde hace más de 10 años, ha participado en cientos de búsquedas de personas y casos policiales resonantes. Aunque no le gusta dar detalles sobre esos hechos, sí admite que los animales han encontrado pistas fundamentales que ayudaron a esclarecer casos y a encontrar personas desaparecidas, vivas o muertas.

“Se han convertido en una herramienta que suma mucho a la hora de investigar”, reconoce.

¿Todos los perros pueden ser de rescate?

No todos. Aunque no es importante la raza, sino cada can, hay algunas razas más predispuestas a esta tarea, señala Juárez. Por eso, las razas más usadas para búsquedas son los labradores, los Golden, el pastor alemán y los belgas malinois (en estos últimos se hacen trabajos de sociabilización).

A los perros para rescate se los selecciona cuando tienen dos meses de vida. En el caso de Maskay, tienen su propio criadero. Se analiza si tienen buen olfato y carácter dominante, si están atentos a los ruidos y si pueden vender el vértigo, entre otras cosas. Luego, el guía es quien debe entrenarlos para rescate, ya que responden a una sola persona.

¿Son efectivos los hallazgos de los perros?

La efectividad es altísima. Los perros entrenados para el rescate se obsesionan con las búsquedas, sufren si no cumplen con el objetivo.

En otras partes del mundo se los está usando en Medicina, ¿estamos muy lejos de esa realidad en Tucumán?

En muchas partes del mundo se están haciendo investigaciones y comprobando que el olfato del perro puede diagnosticar cáncer de una forma muy precoz, como ningún otro estudio lo ha logrado. Nosotros en Tucumán entrenamos dos canes para el diagnóstico de cáncer de mama. Nos falta avanzar en esta tarea porque necesitamos trabajar en conjunto con la universidad y un espacio adecuado para los procedimientos. Ya hicimos las presentaciones en la UNT; aguardamos por una respuesta.

¿Cómo trabaja el olfato de los canes en esos casos?

Por ejemplo, si tenemos casos de personas que sabemos que genéticamente podrían sufrir cáncer de mama se les pide que se pongan una gasa en el corpiño durante unos 45 minutos. Luego, esas muestras se ponen en un envase y ese los muestra a un can junto a otras 10 envases con gasas nuevas. Luego de olfatear todos los envases ellos pueden detectar la presencia o no de la enfermedad. Con estos trabajos estamos bastante avanzados e incluso todo está monitoreado por una bioquímica.

para qué se los entrena
Detección de drogas.- El animal busca componentes activos de la sustancia o los productos en descomposición de estas.
Detección de explosivos.- Son capaces de hacer localizaciones correctas con un porcentaje de efectividad del 90%. Salvan vidas y son mucho más económicos, eficaces y rápidos que otros medios de detección.
Búsqueda de personas.- (vivas y/o muertas), con porcentaje de éxito entre el 50 y el 90%.
detección de Diabetes.- Avisa a su propietario con anterioridad a que se produzca la hipoglucemia para que pueda tomar las medidas oportunas. 
Detección de Epilepsia.- Avisan al dueño con suficiente tiempo para que se prepare ante un posible ataque (para que pueda evitar caídas o golpes). Luego, cada perro recibe un adiestramiento especial en función de las necesidades del amo para el comportamiento a seguir durante y después del ataque.
Detección de alimentos.- en aduanas (detección de frutas, jamón, etcétera).
Emparejamiento de olores.- (judicial), en auge en muchos países. Se trata de confirmar la presencia de un sospechoso en el escenario del crimen, o el emparejar los restos de olor en el arma con los del sospechoso.

> Para qué se los entrena

- Detección de drogas.- El animal busca componentes activos de la sustancia o los productos en descomposición de estas.
- Detección de explosivos.- Son capaces de hacer localizaciones correctas con un porcentaje de efectividad del 90%. Salvan vidas y son mucho más económicos, eficaces y rápidos que otros medios de detección.
- Búsqueda de personas.- (vivas y/o muertas), con porcentaje de éxito entre el 50 y el 90%.
- Detección de Diabetes.- Avisa a su propietario con anterioridad a que se produzca la hipoglucemia para que pueda tomar las medidas oportunas. 
- Detección de Epilepsia.- Avisan al dueño con suficiente tiempo para que se prepare ante un posible ataque (para que pueda evitar caídas o golpes). Luego, cada perro recibe un adiestramiento especial en función de las necesidades del amo para el comportamiento a seguir durante y después del ataque.
- Detección de alimentos.- en aduanas (detección de frutas, jamón, etcétera).
- Emparejamiento de olores.- (judicial), en auge en muchos países. Se trata de confirmar la presencia de un sospechoso en el escenario del crimen, o el emparejar los restos de olor en el arma con los del sospechoso.

> Detectan el cáncer | Proyecto en barcelona

Existen componentes químicos correspondientes a tipos de cáncer específicos que circulan por el cuerpo humano y que un perro puede oler. A esta conclusión llegaron varias investigaciones realizadas en hospitales de Inglaterra, EE.UU. y España. En Barcelona, por ejemplo, se desarrolló un proyecto con un perro llamado Blat. Cuando se le presenta una muestra de aliento de una persona con cáncer de pulmón, acierta en el 95% de los casos, incluso si el cáncer es tan incipiente que sólo mide cuatro milímetros de diámetro.




Comentarios