Berlín, en alerta por la marcha de la derecha

Los judíos están peligro, advierten desde el partido de Merkel. En la capital alemana se movilizó la xenófoba AfD. Otros grupos contestaron con una concentración bajo el lema “No al odio”

28 May 2018
1

ULTRADERECHA. Los manifestantes cantaron contra los extranjeros. reuters

BERLÍN, Alemania.- La capital alemana fue escenario de manifestaciones contrapuestas. Por un lado marcharon unos 5.000 militantes del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) en contra de la política de refugiados de la canciller Angela Merkel y del Islam. En rechazo a ellos, más de 25.000 personas salieron a las calles bajo el lema “No al odio”.

AfD arrancó con una concentración con banderas alemanas y pancartas contra Merkel, el Islam, los refugiados y la política de fronteras abiertas.

“Que arresten a Merkel” o “el Islam no pertenece a Alemania”, decían los carteles. “El imperio del Islam en Alemania es el imperio del mal”, vociferó la diputada y miembro de la cúpula del AfD, Beatrix von Storch. También atacó al futbolista de origen turco, Mesut Özil, que juega en la selección alemana y fue campeón del mundo en Brasil 2014. “Pese a su origen alemán, no es alemán”, remarcó.

Euroescéptico, xenófobo y con tendencias antisemitas, AfD es el grupo mayoritario de la oposición. Es la primera agrupación de extrema derecha que se sienta en el Parlamento alemán en más de medio siglo.

Contra el odio, música

La marcha tuvo un fuerte contrapeso. Unas 25.000 personas se concentraron frente al Parlamento alemán y una veintena de barcos en el río Spree llegaron para mostrar su rechazo a los ultraderechistas.

Un grupo de discotecas berlinesas organizó un desfile de 30 vehículos con potentes parlantes para evitar que se oyeran los discursos de los políticos de AfD a lo largo de la famosa calle 17 de junio, que atraviesa el Tiergarten y que acaba en la Puerta de Brandeburgo. Solo en este tramo los organizadores hablaron de 10.000 participantes.

Bajo el lema “No al odio”, las contramarchas buscaron tapar las proclamas de los ultraderechistas con música electrónica y mostrar una Alemania alejada de la xenofobia y visibilizar el carácter abierto y multicultural que caracteriza a Berlín.

La secretaria general de la Unión Demócrata Cristiana, Annegret Kramp-Karrenbauer, alertó sobre AfD a los judíos en el país, en una columna en el dominical “Bild am Sonntag”.

“AfD lleva el antisemitismo a los parlamentos”, escribió con motivo del inicio de una semana de acción que dura hasta el 2 de junio bajo el lema “De Sabbat a Sabbat” y en la que el partido de Merkel quiere alertar sobre el problema del antisemitismo. “Viejos nazis, neonazis y populistas de derecha son una amenaza para la vida judía en Alemania”, afirmó. (DPA)

Comentarios