Los tucumanos quieren volar alto

Los Juegos Odesur ya son una realidad. LG Deportiva dialogó con algunos de los tucumanos que integran la comitiva de nuestro país.

27 May 2018
1

TIENE EXPERIENCIA. Como en Río 2016, Gordillo será voluntario en Cochabamba. foto la gaceta / diego aráoz

Todo deportista sueña con representar a su país en los Juegos Olímpicos o en los Juegos Odesur. Pero ese deseo no es privativo de ellos. También al voluntario, que no compite, le resulta fantástico participar en una fiesta de la alta competencia.

Aldo Gordillo (triatlonista y empleado del Poder Judicial) es uno de estos últimos. Siempre ad honorem, ya participó como voluntario en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Ahora lo hará en los Juegos Odesur que se desarrollan en la ciudad boliviana de Cochabamba desde ayer y hasta el 8 de junio. “Soy un apasionado triatleta y corredor de fondo, pero practiqué todo tipo de deportes en mi infancia. Cuando se jugaban los JJOO los veía por TV, desde el principio hasta el final. Incluso aquellos deportes que nunca había visto. No sólo los veía, también aprendía sus reglas”, le contó a LG Deportiva.

Y mientras miraba esas competencias, Gordillo soñaba. “Quería estar en alguna edición de JJOO. Obviamente que me habría gustado participar como deportista. Pero aunque las cosas no se dieron de ese modo, sí estuve en Río, como voluntario”, recordó. Añadió que se enteró de la posibilidad mediante unos amigos: “fue un proceso de dos años, durante los cuales pasé por diferentes etapas, hasta la selección final”, agregó.

Según precisó, la función que desarrolló en los últimos JJOO tuvo que ver con las lenguas. “Trabajé en el traductorado, con el voley y, específicamente, durante las conferencias de prensa con periodistas de todo el mundo”, indicó.

Este atleta tucumano recuerda con alegría su experiencia carioca. “Fue una gran sorpresa que me designaran. Éramos pocos los que estábamos alojados con delegaciones de Comités Olímpicos de otros países. Me alojaron en un trasatlántico, un crucero de lujo de 12 pisos que estaba atracado en el Pier Mauá, en Río durante todos los juegos”, recordó.

Aunque su desempeño en Río de Janeiro quedó registrado en el Comité Olímpico Internacional (COI) debió anotarse nuevamente para ir a los Juegos Odesur: “mis antecedentes me sirvieron muchísimo como traductor en Language team. Y como me interesaba participar en los Odesur me anoté y seguí los distintos pasos. Obviamente fue menos riguroso. Por suerte puede quedar”.

En paralelo a la entrevista para resultar elegido como voluntario para Cochabamba 2018, Gordillo hizo el proceso y quedó seleccionado como voluntario para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se harán a a fines de julio, en Barranquilla (Colombia). No obstante, no podrá asistir. “Tuve que bajarme porque no iba a tener los días suficientes para viajar. Estaba todo muy avanzado con lo de Cochabamba”, lamentó.

Pero muy probablemente tenga revancha, en nuestro país. “Me anoté también para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, que se realizarán del 6 al 18 de octubre. Ya me hicieron el test de idiomas -hablo Italiano, Inglés y Portugués-. Estoy esperando el siguiente paso, que calculo que se dará después de los Odesur”, expresó.

Con la mira en Japón

¿Con eso se conforma? Claro que no. Los Juegos Odesur y los JJOO de la Juventud de Buenos Aires le resultan una antesala para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y aunque esa competencia en Japón es su mayor objetivo, no minimiza la que se desarrollará en unos meses, en Buenos Aires. “Será algo muy grande para nuestro país. Se está haciendo una gran movida y quiero estar ahí. Ya pedí permiso en mi trabajo”, avisó Gordillo.

Comentarios