El mensaje de Sampaoli es claro: atacar y atacar

El DT paró un equipo sin arqueros, pero con un marcado perfil ofensivo

26 May 2018
1

UN SHOW. Messi se divirtió junto al resto de los jugadores de la Selección ayer, durante la práctica de fútbol en Ezeiza. télam

Después de tanta polémica, de acusaciones cruzadas, de quejas de aquellos que no están dentro del grupo -y que no dejan de afectar la armonía-, quizás ayer fue el primer día de paz para una Selección argentina que comenzó a calentar motores. A buscar el equipo del debut ante Islandia, el sábado 16 de junio, y también para enfrentar el martes a Haití, en uno de los últimos amistosos que jugará el team liderado por el capitán Lionel Messi.

Jorge Sampaoli abrió el laboratorio y probó con 10 jugadores en un sistema 4-2-3-1. Mientras tanto, los arqueros, Franco Armani, Wilfredo Caballero y Nahuel Guzmán se entrenaron aparte, en una acción que mantiene el misterio sobre cuál de los tres cuidapalos se quedará con la titularidad en la cita rusa.

Puede que la de ayer no sea efectivamente la formación final ni ideal de Sampaoli, pero al menos sirvió para entender lo que el técnico desea: atacar y atacar, sin descuidar demasiado la trinchera. En ese 4-2-3-1 se vio a Javier Mascherano como volante junto a Giovani Lo Celso y a Messi a cargo del ataque en sociedad con Manuel Lanzini, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín como centrodelantero pleno. Atrás estuvieron Cristian Ansaldi, Nicolás Otamendi, Federico Fazio y Nicolás Tagliafico, una zaga que pinta como ideal, al menos hasta que Gabriel Mercado esté en óptimas condiciones y desplace a Ansaldi, posiblemente.

Precisamente, Mercado se entrenó a la par del grupo, en un segundo batallón. Para el lateral de Sevilla se trató de una sesión clave, para que Sampaoli evalúe si ya está recuperado y lo mantenga dentro de los 23 jugadores confirmados. “Estoy muy contento por como vengo evolucionando”, celebró el ex River, de hecho. En ese segundo lote también estuvieron Sergio Agüero y Lucas Biglia, también en proceso final de rehabilitación de sendas lesiones.

Este viernes patrio que pasó fue un vergel de buenas noticias para la concentración nacional. Por primera vez, los 23 futbolistas convocados estuvieron juntos, tras la incorporación de Maximiliano Meza (viene de jugar la Libertadores con Independiente).

Los amistosos

Argentina recibirá el martes, a las 20, a Haití en La Bombonera, en lo que viene a ser la despedida oficial de la Selección del país. El miércoles viajará rumbo a Barcelona donde continuará con su preparación.

Antes del debut mundialista, los de Sampaoli dispondrán de un partido más de cortesía, el sábado 9 de junio ante Israel, en Jerusalén. El 10 viajarán hacia la localidad de Bronnitsy, ubicada a las afueras de Moscú. Ese fue el lugar elegido por el cuerpo técnico como búnker de operaciones de la Argentina.

Comentarios