Cuatro destinos imperdibles, que están cerca y pocos conocen

24 May 2018
fin de semana largo
Puente del Diablo (Salta)
cavernas, agua y misterio
Se trata de cavernas escondidas en el cauce del río Calchaquí, en las afueras de La Poma. Para llegar hasta ellas conviene buscar la compañía de un guía o de algún baqueano. Se trata de una formación que se gestó naturalmente por la explosión del volcán Los Gemelos. Al solidificarse la lava sobre el río Calchaquí, lo obstruyó, y con los años las aguas cavaron un paso y formaron un puente natural de unos 150 metros, lleno de estalactitas y estalagmitas en medio de una gran oscuridad. El óxido de hierro le da una tonalidad rojiza a las piedras. El trayecto es de unos 500 metros y se divide en cuatro etapas. Los que se aventuran hasta el final pueden terminar con el agua al cuello. 
Dónde hospedarse: en La Poma es posible hospedarse en una hostería que funciona en el lugar o también en casas de familia preparadas para ello. También hay se puede buscar hospedaje en localidades cercanas, como Payogasta y Cachi.
Cómo llegar: desde Tucumán hay que tomar la ruta 307 hasta Amaicha. Luego hay que seguir por la 40 hacia el norte. La Poma se encuentra después de Cachi. 
Tolar grande (Salta)
lagunas cristalinas en la puna
Son tres pequeñas lagunas en medio de un salar que se encuentra en las afueras de Tolar Grande, en la provincia de Salta. Para proteger las lagunas, la Municipalidad armó un pequeño estacionamiento, senderos y cartelería que explican que no sólo es peligroso acercarse al borde de las lagunas sino que es muy malo para el medio ambiente. Tal como contó LA GACETA, en 2009 la investigadora tucumana del Conicet María Eugenia Farías descubrió aquí la presencia de estromatolitos, microorganismos especializados en transformar el dióxido de carbono en oxígeno y que datan de hace miles de millones de años.
Hospedaje: es posible hospedarse en la hostería municipal y también en casas de familia preparadas para recibir a los visitantes.
Cómo llegar: desde la ciudad de Salta hay que tomar la ruta 51 hacia San Antonio de los Cobres. Luego hay que avanzar por la ruta provincial 27 hasta las salinas. 
Campo de Piedra Pómez (Catamarca)
extrañas rocas blancas
En las afueras de El Peñón, muy cerca del volcán Carachi Pampa, se encuentra este suelo arenoso donde dominan unas formaciones extrañas de roca blanca con puntas rosadas. El área, a más de 3.000 metros de altura, tiene una extensión de 25 kilómetros y se la puede recorrer a pie. Eso sí: hay que ir preparado para protegerse del sol y llevar mucha agua. Un cartel sobre la ruta provincial 43 indica el acceso, entre el pequeño pueblo de El Peñón y Antofagasta de la Sierra. Es recomendable visitarlo con guía y 4x4, porque es muy fácil perderse. Como las visitas se incrementaron en los últimos años, la provincia declaró la zona Área Natural Protegida en 2011. 
Dónde hospedarse: en el pueblo de El Peñón hay una hostería, pero la mayor oferta en la zona se concentra en Antofagasta de la Sierra, donde hay varias hosterías y casas de familia que están preparadas para recibir turistas.
Cómo llegar: para llegar desde Tucumán hay que viajar por la ruta 307 hasta Amaicha y luego tomar la 40 hasta Santa María. Por ese camino hay que seguir hasta Hualfín y luego tomar la ruta provincial 43. Entre las localidades de El Peñón y Antofagasta se encuentra el desvío hacia el Campo de Piedra Pómez.
Anfama (Tucumán)
un paraíso en la alta montaña
Anfama es quizás uno de los paraísos menos conocidos de Tucumán. Se encuentra a 2.000 metros sobre el nivel del mar y es ideal para los amantes la vida al aire libre. La escuela de Anfama es el punto de referencia. Cabe recordar que en su última visita a la provincia, el presidente Mauricio Macri almorzó con alumnos y docentes de ese establecimiento.
Anfama suele ser el punto de descanso en el trayecto que une Raco con Tafí del Valle por los cerros tucumanos. Hay que destacar que sólo se puede llegar caminando, a caballo o en moto.
No tiene las características de un pueblo tradicional, como los que existen en las zonas llanas. Anfama es una enorme localidad serrana cuyas viviendas están separadas entre sí por largas distancias. Muchas veces, hay que caminar hasta más de una hora para llegar de una casa otra. En el río que baja desde los cerros se pueden pescar truchas. Pero lo más impactante de este lugar es el paisaje y la inmensa calma que reina entre las montañas tucumanas.
Dónde hospedarse: los viajeros puede hospedarse en Los Campitos. Se trata de la casa de una familia que ofrece cama, baño, agua caliente, comidas y bebidas. Además, aquellos que vayan a caballo podrán soltar los animales en un cerco seguro.
Cómo llegar: hay dos caminos habituales para hacer el viaje. Desde Raco se toma la cuesta que nace en la zona de la toma de agua, pasando el puente de la ruta 341 que cruza el río Raco. El otro camino es por El Siambón. Las sendas nacen junto al Río Grande. 

> Puente del Diablo (Salta)
Cavernas, agua y misterio

Se trata de cavernas escondidas en el cauce del río Calchaquí, en las afueras de La Poma. Para llegar hasta ellas conviene buscar la compañía de un guía o de algún baqueano. Se trata de una formación que se gestó naturalmente por la explosión del volcán Los Gemelos. Al solidificarse la lava sobre el río Calchaquí, lo obstruyó, y con los años las aguas cavaron un paso y formaron un puente natural de unos 150 metros, lleno de estalactitas y estalagmitas en medio de una gran oscuridad. El óxido de hierro le da una tonalidad rojiza a las piedras. El trayecto es de unos 500 metros y se divide en cuatro etapas. Los que se aventuran hasta el final pueden terminar con el agua al cuello. 
Dónde hospedarse: en La Poma es posible hospedarse en una hostería que funciona en el lugar o también en casas de familia preparadas para ello. También hay se puede buscar hospedaje en localidades cercanas, como Payogasta y Cachi.
Cómo llegar: desde Tucumán hay que tomar la ruta 307 hasta Amaicha. Luego hay que seguir por la 40 hacia el norte. La Poma se encuentra después de Cachi. 

> Tolar Grande (Salta)
Lagunas cristalinas en la puna

Son tres pequeñas lagunas en medio de un salar que se encuentra en las afueras de Tolar Grande, en la provincia de Salta. Para proteger las lagunas, la Municipalidad armó un pequeño estacionamiento, senderos y cartelería que explican que no sólo es peligroso acercarse al borde de las lagunas sino que es muy malo para el medio ambiente. Tal como contó LA GACETA, en 2009 la investigadora tucumana del Conicet María Eugenia Farías descubrió aquí la presencia de estromatolitos, microorganismos especializados en transformar el dióxido de carbono en oxígeno y que datan de hace miles de millones de años.
Hospedaje: es posible hospedarse en la hostería municipal y también en casas de familia preparadas para recibir a los visitantes.
Cómo llegar: desde la ciudad de Salta hay que tomar la ruta 51 hacia San Antonio de los Cobres. Luego hay que avanzar por la ruta provincial 27 hasta las salinas. 

> Campo de Piedra Pómez (Catamarca)
Extrañas rocas blancas

En las afueras de El Peñón, muy cerca del volcán Carachi Pampa, se encuentra este suelo arenoso donde dominan unas formaciones extrañas de roca blanca con puntas rosadas. El área, a más de 3.000 metros de altura, tiene una extensión de 25 kilómetros y se la puede recorrer a pie. Eso sí: hay que ir preparado para protegerse del sol y llevar mucha agua. Un cartel sobre la ruta provincial 43 indica el acceso, entre el pequeño pueblo de El Peñón y Antofagasta de la Sierra. Es recomendable visitarlo con guía y 4x4, porque es muy fácil perderse. Como las visitas se incrementaron en los últimos años, la provincia declaró la zona Área Natural Protegida en 2011. 
Dónde hospedarse: en el pueblo de El Peñón hay una hostería, pero la mayor oferta en la zona se concentra en Antofagasta de la Sierra, donde hay varias hosterías y casas de familia que están preparadas para recibir turistas.
Cómo llegar: para llegar desde Tucumán hay que viajar por la ruta 307 hasta Amaicha y luego tomar la 40 hasta Santa María. Por ese camino hay que seguir hasta Hualfín y luego tomar la ruta provincial 43. Entre las localidades de El Peñón y Antofagasta se encuentra el desvío hacia el Campo de Piedra Pómez.

> Anfama (Tucumán)
Un paraíso en la alta montaña

Anfama es quizás uno de los paraísos menos conocidos de Tucumán. Se encuentra a 2.000 metros sobre el nivel del mar y es ideal para los amantes la vida al aire libre. La escuela de Anfama es el punto de referencia. Cabe recordar que en su última visita a la provincia, el presidente Mauricio Macri almorzó con alumnos y docentes de ese establecimiento.
Anfama suele ser el punto de descanso en el trayecto que une Raco con Tafí del Valle por los cerros tucumanos. Hay que destacar que sólo se puede llegar caminando, a caballo o en moto.
No tiene las características de un pueblo tradicional, como los que existen en las zonas llanas. Anfama es una enorme localidad serrana cuyas viviendas están separadas entre sí por largas distancias. Muchas veces, hay que caminar hasta más de una hora para llegar de una casa otra. En el río que baja desde los cerros se pueden pescar truchas. Pero lo más impactante de este lugar es el paisaje y la inmensa calma que reina entre las montañas tucumanas.
Dónde hospedarse: los viajeros puede hospedarse en Los Campitos. Se trata de la casa de una familia que ofrece cama, baño, agua caliente, comidas y bebidas. Además, aquellos que vayan a caballo podrán soltar los animales en un cerco seguro.
Cómo llegar: hay dos caminos habituales para hacer el viaje. Desde Raco se toma la cuesta que nace en la zona de la toma de agua, pasando el puente de la ruta 341 que cruza el río Raco. El otro camino es por El Siambón. Las sendas nacen junto al Río Grande. 

Comentarios