Una mujer sufre una situación insólita: sus senos no dejan de crecer

1

FOTO TOMADA DE DAILYMAIL.CO.UK

La alemana Sheridan Larkman afirma que sus pechos son "casi tan pesados ​​como llevar a cuatro bebés recién nacidos".

17 May 2018

Sheridan Larkman es una mujer alemana que sufre una insólita condición: sus senos no paran de crecer desde que tiene ocho años. Hace unos meses decidió contar su terrible dolencia al mundo y lo difícil que es su vida en cuestiones de salud desde que es pequeña. 

Cuando tenía 10 años, Sheridan tenía una medida de busto de una chica de 18 años. Ahora, a los 23, necesita cuidados especiales y teme que sus dolores se vuelvan crónicos si no se somete a una cirugía pronto para reducirlos. "Me sentía diferente a otras chicas de mi edad que apenas estaban creciendo sus pechos, cuando yo ya usaba corpiños grandes. Tuve que escuchar todo tipo de comentarios crueles y groseros sobre mi cuerpo", explicó a Daily Mail. 

Las cargadas de sus compañeros la hacían sentir "incómoda" y quería usar ropa grande para ocultar su cuerpo. Durante su adolescencia los senos le siguieron creciendo a un ritmo que le ocasionó inconvenientes, como escoliosis leve y severos dolores de espalda y hombros: "No los he pesado, pero creo que son alrededor de cinco o seis kilos cada uno. Son casi tan pesados ​​como llevar a cuatro bebés recién nacidos".

Por esta razón, Larkman, que es mamá, hizo una pedido a través de la página GoFundMe, en la que ya lleva recaudados US$ 8.000. "Por favor, ayúdenme a financiar una reducción para salvar mi salud y poder disfrutar la vida con mis hijos y pasatiempos sin restricción”, escribió.

La afección

En términos médicos, Larkman sufre hipertrofia mamaria, una afección en el tejido conectivo del seno en el que los pechos se vuelven excesivamente grandes.

La causa tiene que ver con una mayor sensibilidad histológica a ciertas hormonas, como las sexuales femeninas, la prolactina y los factores de crecimiento. Cabe destacar que puede afectar a uno o los dos senos.

Por lo general, comienza en la adolescencia, poco después de la primera menstruación, pero hay casos en los que ocurre antes. Las mujeres experimentan un crecimiento abrupto y significativo de sus senos en un período corto de tiempo o en etapas sucesivas. Además, puede que se desarrollen creciendo en proporciones anormales.

No existen soluciones médicas para frenar el mal; sólo se necesita un cirugía para reducir el tamaño, justamente lo que va a hacer Larkman: “No puedo dejar de pensar en el día en que pueda entrar en un tienda y obtener un sujetador sin esperar tres semanas para la entrega”.

En Esta Nota

Alemania
Comentarios