Cinco opciones para darle un toque vintage a los ambientes de tu casa

No necesariamente son antigüedades; puede tratarse de objetos resignificados. Ellos le darán personalidad a un ambiente, sostienen los expertos. Hoy están protagonizando las fotos y posteos de redes sociales, como Instagram.

16 May 2018


con hojas verdes
¿Se oxidaron y no podés usarlas más? ¿Las heredaste de tu abuela? Las latitas de especias, de té, de sal, de maizena o de lo que sea, pueden resignificarse en macetas de aromáticas, suculentas o cactus. Buena opción para interiores. 
rose gold
Objetos con un toque cobrizo
Ya lo hemos visto en carteras, sandalias y hasta en accesorios. Desde hace unos meses se instaló en la decoración de interiores en objetos y muebles, como luminarias, canastos de alambre y estanterías. Combina a la perfección con colores neutros como visón, negro, blanco y gris. En un hogar millennial no puede faltar, señalan revistas especializadas.   
carteles luminosos
con foquitos o cajas de luz
Llegaron a los hogares en letras individuales o notas musicales. Ahora se consiguen chapas con estampas vintage rodeadas con pequeñas luces led. Los carteles luminosos pueden colgarse todos juntos en una pared, que será la protagonista de la casa. Las más populares en Instagram son las cajas de luz, que tienen letras para formar mensajes. 
Canastos
mientras más gastados, mejor
Alguna vez estuvieron tan de moda que nuestras madres o abuelas tenían más de uno. Los canastos ahora quedan a la perfección como portamacetas con plantas de hojas grandes. Tendencia en alza. Quedan mejor agrupados.
Vajilla retro
enlozados o porcelana
Platos, vasos, mates o tazas enlozadas tienen cada vez más adeptos. Otra opción que es tendencia: la vajilla antigua combinada. Son piezas de colecciones diferentes, pero que tienen el mismo estilo. 

> Latas de la abuela | Con hojas verdes

¿Se oxidaron y no podés usarlas más? ¿Las heredaste de tu abuela? Las latitas de especias, de té, de sal, de maizena o de lo que sea, pueden resignificarse en macetas de aromáticas, suculentas o cactus. Buena opción para interiores. 

> Rose gold | Objetos con un toque cobrizo

Ya lo hemos visto en carteras, sandalias y hasta en accesorios. Desde hace unos meses se instaló en la decoración de interiores en objetos y muebles, como luminarias, canastos de alambre y estanterías. Combina a la perfección con colores neutros como visón, negro, blanco y gris. En un hogar millennial no puede faltar, señalan revistas especializadas.   

> Carteles luminosos | Con foquitos o cajas de luz

Llegaron a los hogares en letras individuales o notas musicales. Ahora se consiguen chapas con estampas vintage rodeadas con pequeñas luces led. Los carteles luminosos pueden colgarse todos juntos en una pared, que será la protagonista de la casa. Las más populares en Instagram son las cajas de luz, que tienen letras para formar mensajes. 

> Canastos | Mientras más gastados, mejor

Alguna vez estuvieron tan de moda que nuestras madres o abuelas tenían más de uno. Los canastos ahora quedan a la perfección como portamacetas con plantas de hojas grandes. Tendencia en alza. Quedan mejor agrupados.

> Vajilla retro | Enlozados o porcelana

Platos, vasos, mates o tazas enlozadas tienen cada vez más adeptos. Otra opción que es tendencia: la vajilla antigua combinada. Son piezas de colecciones diferentes, pero que tienen el mismo estilo. 

> PUNTO DE VISTA

Otorgan carácter y personalidad

DIEGO JURAO | Diseñador de interiores

Más allá de que se usen objetos vintage en un hogar, para mí la elección de cada uno de ellos tiene que estar ligado a algo familiar, a un recuerdo. Eso que elijo debe estar conectado conmigo, ya sea si lo heredé o si lo compré en un anticuario, me debe recordar a algún momento vivido o a alguna persona especial. De esa manera tendrá más sentido y -por supuesto- lucirá mejor en un ambiente hogareño. Son esas cosas que nos enamoran, se usen o no.

Yo tengo dos elementos vintage en mi casa: uno es un teléfono heredado. Es de pasta negro, pesado, pero frágil. Lo puse en la mesa del living. Si bien ya no funciona, me trae recuerdos familiares.

Por otra parte, tengo un tocadiscos, chato, que lo coloqué al lado de un televisor Led. Me gusta chocar lo moderno con lo antiguo. Y es ahí cuando lo retro se destaca en la mezcla.

A los objetos vintage también se los puede intervenir, por ejemplo pintándolos de un color poco usual y colocándolos en lugares inesperados. Es decir, un teléfono antiguo pintado de un color vibrante ubicado en un baño -por ejemplo- romperá la estructura de un lugar. Es de esa manera que los objetos vintage le dan personalidad y carácter a una habitación. Definen y crean una atmósfera interesante.

Pero ojo: hay que ser muy cuidadosos al incorporarlos para causar un buen efecto y que no queden como simples objetos viejos en una habitación.

Comentarios