Bailar tango previene las enfermedades cardíacas

En Tucumán expondrá Roberto Peidro, un experto que recomienda esta danza como terapia.

13 May 2018

De fondo se oye “Quejas del bandoneón”. La orquesta de Aníbal “Pichuco” Troilo interpreta el clásico de Juan de Dios Filiberto. Las parejas se mueven al ritmo del dos por cuatro con la sensualidad que regala la música. El acto de bailar, tal como lo podemos hacer en la vida cotidiana, es un ejercicio aeróbico de exigencia moderada, óptimo para agregar movimientos y prevenir las consecuencias que el sedentarismo traduce en modificaciones cardíacas, respiratorias y músculo esqueléticas.

Los cardiólogos lo recomiendan como una manera de prevención, ejercicio y rehabilitación cardiovascular. En Argentina, uno de los impulsores es el doctor Roberto Peidro, ex director del Centro de Calidad de Vida de la Fundación Favaloro. El experto se encargó de medir la intensidad del ejercicio que implica bailar tango e inmediatamente conocer las modificaciones cardíacas y respiratorias que se generan, al punto de aplicarlo luego en la prevención y hasta en la rehabilitación post infartos.

No se quedó con los “supuestos” y trabajó en forma experimental. Con ese objetivo estudió las respuestas fisiológicas que induce el hecho de bailar tango en 10 parejas de personas entre 32 y 69 años. Diseñó planes de ejercicio que incluyeron tangos y milongas en forma intercalada, con o sin períodos de descanso entre cada tema y con diferentes orquestas, lo que implica ritmos de mayor o menor intensidad en el baile. Los resultados se publicaron en la Revista Argentina de Cardiología bajo el título “Tango: modificaciones cardiorrespiratorias durante el baile”. Además Peidro proyectó estas experiencias en el libro “Con el corazón en el tango”, donde narró los detalles.

Organizadas por la Sociedad Tucumana de Medicina del Deporte, a través del Colegio Médico, se llevarán a cabo las “1ª Jornadas de Salud y Actividad Física 2018. Rehabilitación cardiovascular. Rol del tango”, y el doctor Peidro vendrá para disertar junto a otros especialistas (ver agenda).

“Lo especial de estas jornadas será que el ejercicio en cuestión es nada menos que el tango -explicó el cardiólogo Roque González-. La idea surge porque el Colegio Médico ofrece a sus asociados la posibilidad de prevenir y tratar enfermedades cardiovasculares mediante el baile de nuestra música popular”. El ciclo se realizará el viernes, entre las 8 y las 21.30, en Bolivia 250 (Yerba Buena).

Comentarios