Para la piel y el pelo: hidratantes y agua tibia, aliados para el invierno

Las bajas temperaturas, el viento y la calefacción producen resecamiento y hasta envejecimiento. Consejos de especialistas para esta nueva estación.

09 May 2018

La piel y el pelo están en permanente contacto con el medio ambiente, por ello es que los factores climáticos inciden en su estado. El otoño, que ha empezado a notarse de a poco, traerá consigo viento y el inicio del frío, mientras que dentro de los hogares la temperatura subirá con la calefacción. Como consecuencia, generará sequedad, sobre todo en el cutis. Profesionales hablan sobre cómo cuidarnos, para evitar el envejecimiento y la resequedad.

Además de los factores mencionados anteriormente, María Laura Sánchez, especialista en Medicina Estética, suma otros aspectos negativos para la piel y el pelo: la disminución del consumo de agua. Entonces, sostiene que la ingesta de alimentos con mayor porcentaje de agua, como frutas y verduras, será muy importante en esta época.

“Los baños con agua muy caliente que nos damos para entrar en calor y contrarrestar el frío producen una piel más sensible, descamada, agrietada, que puede en ocasiones lastimarse. Es común que pase en los labios, las mejillas y el dorso de las manos, entre otros lugares del cuerpo”, añade.

Ante esta situación, la médica tucumana brinda los siguientes consejos: a nivel cutáneo, realizar exfoliaciones suaves y aplicar diariamente cremas o emulsiones hidratantes que contengan vitamina A; en los labios también realizar exfoliación, pero debe ser muy suave, para eliminar la piel descamada, muerta y utilizar bálsamos humectantes; tratar de bañarnos con agua templada; consumir mucha agua, frutas y verduras; usar siempre protector solar (“sin darnos cuenta, para contrarrestar el frío, nos exponemos más al sol y la piel se daña ante estos descuidos”); usar baños de crema en el cabello y tratar de no lavarlo todos los días.

Productos

El invierno es la estación seca de nuestra provincia, por lo que nuestra piel también sufrirá cambios. Ante esto, los hidratantes serán aliados. Eso resalta Eliana Navarrete, de la perfumería de Farmacia La Unión.

“Los hidratantes para pieles secas son los que más salen para esta estación, Es que nuestra piel tiende a resecarse más de la cuenta. Para ello hay productos con ácido hialurónico, agua termal o vitaminas A y E, que son antioxidantes e hidratantes”, describe Navarrete.

Como ejemplo de potentes hidratantes, menciona la línea de La Roche Posay Hydraphase Intense, con ácido hialurónico y agua termal (hidratación y prevención de arrugas); Dermaglós para pieles secas, con vitaminas A y E (mantiene la piel suave, hidratada y sin sensación de tirantez); y Eucerin Aquaporin Active (mejora la resistencia natural de la piel). Su recomendación es que se las coloque dos o tres veces al día, luego de la limpieza facial.

Además de proteger especialmente el rostro, hay que prestar atención a los labios: están muy expuestos. Entonces, los bálsamos serán imprescindibles. Navarrete cuenta que el más popular y efectivo es el de La Roche Posay (Cicaplast Levres), que repara los labios agrietados, resecos y lastimados.

Al pelo

La estilista tucumana Paulina Cerviño detalla que los cuidados para el pelo son los mismos tanto en invierno como en verano: no lavar con agua muy caliente; hacer cada 15 días baños de crema o nutriciones (que contengan keratina, aceite de argán o se pueden utilizar productos naturales como aloe vera, aceite de coco o de oliva) y que no toquen el cuero cabelludo; evitar el secador muy caliente (siempre a una distancia de 20 centímetros); evitar dejar el pelo envuelto y enroscado en la toalla y dejar secar el pelo al natural, previamente escurrido de manera suave con la toalla; usar protector térmico y crema para peinar. Por último, agrega que se puede enjuagar el pelo como lo hacían las abuelas: con vinagre de manzana, en reemplazo de la crema de enjuague.


>Los cuidados que requiere la piel durante esta estación, según la dermatóloga Rita García Díaz
n Es recomendable que los baños sean templados y de corta duración, evitando la fricción con esponjas y el uso de jabones irritantes. 
n Luego del baño, es útil la aplicación inmediata de una crema hidratante que impida la evaporación transcutánea de agua a consecuencia del contraste de temperatura.
n No se recomienda exfoliar. La descamación de la piel seca facial empeora con los abrasivos y sólo mejora con los hidratantes.
n Utilizar diariamente un hidratante facial profundo y con componentes activos naturales como el ácido hialurónico. En pieles extrasecas debe colocarse por la noche y por la mañana, antes del maquillaje.
n Elegir cremas que contengan vitamina A como reparador y nutriente; y vitamina C y E como antioxidantes.
n En las manos, colocar crema hidratante varias veces por día, especialmente después del baño, del lavado de cabello o del uso de guantes o de detergentes.
n No se recomienda la aplicación de colonias, ungüentos o lociones perfumadas (especialmente si contienen alcohol) porque resecan la capa córnea. (Extracto de la publicación “La piel en el Invierno”, de Espacio Bagó).


> Los cuidados que requiere la piel durante esta estación, según la dermatóloga Rita García Díaz
- Es recomendable que los baños sean templados y de corta duración, evitando la fricción con esponjas y el uso de jabones irritantes. 
- Luego del baño, es útil la aplicación inmediata de una crema hidratante que impida la evaporación transcutánea de agua a consecuencia del contraste de temperatura.
- No se recomienda exfoliar. La descamación de la piel seca facial empeora con los abrasivos y sólo mejora con los hidratantes.
- Utilizar diariamente un hidratante facial profundo y con componentes activos naturales como el ácido hialurónico. En pieles extrasecas debe colocarse por la noche y por la mañana, antes del maquillaje.
- Elegir cremas que contengan vitamina A como reparador y nutriente; y vitamina C y E como antioxidantes.
- En las manos, colocar crema hidratante varias veces por día, especialmente después del baño, del lavado de cabello o del uso de guantes o de detergentes.
- No se recomienda la aplicación de colonias, ungüentos o lociones perfumadas (especialmente si contienen alcohol) porque resecan la capa córnea. (Extracto de la publicación “La piel en el Invierno”, de Espacio Bagó).

› Ana Pedraza, periodista

“Cuando se trata de la piel o del cabello, soy de entregarme a la gente que me asesora y me cuida. Es que con los años, por la exposición a las luces del estudio y al maquillaje debo tener especial cuidado. Por ejemplo, jamás duermo con maquillaje, uso protector solar siempre (llevo uno en la cartera) y me hago un tratamiento semanal con mi cosmetóloga desde hace 15 años, ya sea con punta de diamante, minerales o radiofrecuencia. Ella lo va manejando de acuerdo con las necesidades y a las estaciones del año. Me fue educando, me enseñó a cuidarme. Me pasa lo mismo con el pelo: mi peluquera de siempre me hace constantemente nutriciones, por la exposición a las luces y el calor (planchita y secador)”.


Comentarios