Según Dujovne, con las medidas se evitó una crisis

Según el ministro, el salto del dólar -que cerró la semana en $ 22,28- después de haber alcanzado los $ 23 promedio el jueves, se debió a “ruidos domésticos por querer modificar la política tarifaria del Gobierno” por parte de la oposición, proyecto que calificó como “inadecuado” e “irresponsable”.

06 May 2018
1

Reuters

BUENOS AIRES.- El Gobierno nacional reconoció ayer que las fuertes medidas que dispuso para frenar la devaluación del peso pueden tener un costo alto, pero aseguró que las tomó porque prefiere “evitar una crisis”. Después de que el peso se derrumbara el jueves más de un 8% frente al dólar en una sola jornada, la administración del presidente Mauricio Macri decidió el viernes temprano subir las tasas de interés de referencia a un 40% y reducir la meta de déficit fiscal del 3,2% al 2,7% del Producto Bruto Interno (PBI) a través de un ajuste del gasto público. El ahorro, de unos U$S 3.200 millones, se obtendrá con el recorte de fondos para infraestructura.

Los mercados cambiarios reaccionaron de forma positiva y la cotización del dólar cedió casi un 5%, llevando alivio al Gobierno en medio de la fuerte ola de incertidumbre. Sin embargo, en la Casa Rosada aún hay cautela. Esperan establecer cuál será la reacción de ese mercado a partir de mañana. Los analistas financieros coinciden en que la turbulencia del dólar continuará, al menos, por dos semanas más, con posibilidades de que el valor de la divisa se estabilice.

“Anunciamos medidas para bajar la volatilidad y para dar certezas de que Argentina va al equilibrio fiscal. Hay cosas que tenemos que asegurarnos que no nos ocurran nunca más, como una crisis, y con las medidas que estamos implementando vamos a evitar eso”, afirmó ayer el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a radio Mitre.

Dujovne aseguró que la Argentina cuenta con “un tipo de cambio competitivo, incluso más competitivo que el del inicio de la gestión”. “Pero la competitividad viene con lo que ocurre con las monedas de otros países. Tenemos que acostumbrarnos a nuestro cambio flotante, que nos hace saltear crisis”, subrayó.

Desde marzo, la autoridad monetaria ha realizado fuertes ventas de dólares de sus reservas al mercado, pero no ha logrado evitar la caída de la moneda, que el jueves había cerrado en un mínimo histórico. El Banco Central vendió más de U$S 7.700 millones desde el inicio de marzo. Las reservas terminaron la semana en U$S 56.013 millones, según el informe provisorio del Banco Central, frente a los $ 61.726 millones de fin de marzo. El viernes, la entidad no intervino en el mercado.

Según el ministro, el salto del dólar -que cerró la semana en $ 22,28- después de haber alcanzado los $ 23 promedio el jueves, se debió a “ruidos domésticos por querer modificar la política tarifaria del Gobierno” por parte de la oposición, proyecto que calificó como “inadecuado” e “irresponsable”, que se sumaron a un “fenómeno global” en el cual gran parte de las monedas del mundo sufrieron depreciaciones en su cotización frente a la divisa estadounidense.

“Estamos siempre atentos y listos para reaccionar. La población tiene que estar tranquila, vamos por el buen camino y generando las condiciones para que Argentina no tenga nunca más una crisis como las del pasado”, manifestó Dujovne.

Una de las principales promesas de campaña de Macri en 2015 fue combatir la inflación, pero en su primer año de Gobierno el alza de precios alcanzó cerca de un 36% y en 2017 fue de casi un 25%. Para este año ratificó su meta de un 15% de inflación, pero ya sólo en los primeros cuatro meses se registró un aumento de precios cercana al 9%, según estimaciones privadas.

“Como un bombero”

El director del Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres, Fausto Spotorno, afirmó que la reacción del Gobierno ante la fuerte suba del dólar “fue correcta y contundente” y enfatizó que el Central “actuó como un bombero” para apagar “una corrida cambiaria”. El economista se refirió ayer al aumento de la tasa de interés hasta el 40% que estableció la entidad monetaria ante un incremento en la cotización de dólar frente al peso, aunque entendió que la medida, si bien no es sostenible, permitió sobrellevar la coyuntura.

“La reacción del Gobierno fue correcta y contundente sobre todo la del Banco Central. Hubo una corrida cambiaria y el Banco Central actuó como un bombero”, sostuvo Spotorno en declaraciones a Radio Continental. Además, el director del centro de estudios indicó que no cree “que las tasa de interés del 40% sea sostenible, pero no están pensadas para esto, sino para apagar el incendio”.

A diferencia de la suba del rendimiento de la tasa, Spotorno consideró que “el dólar sí se puede mantener a este precio ($ 22,28 por dólar al cierre del viernes), porque está dentro del rango del cambio real que se viene dando desde que asumió Mauricio Macri”. Por último, el economista sostuvo que la entidad que conduce Federico Sturzenegger “está claro que metió un golazo ayer al subir la tasa y no intervenir”

“El Banco Central y el Gobierno adoptaron una posición más agresiva al aumentar las tasas más decididamente para estimular la demanda de pesos (y activos en pesos) y al anunciar una postura fiscal más estricta; creemos que ésta es al menos una buena señal”, afirmó, en tanto, el estratega de mercados emergentes del Credit Suisse, Daniel Chodos. (DPA-Reuters-Télam)

En Esta Nota

Nicolás Dujovne
Comentarios