Pelea en el Concejo: Bussi denuncia que fue insultado, pero, según Ávila, “está alucinando”

Según el opositor, el peronista lo invitó a pelear. El oficialista lo desmiente. Manzone dice que sólo hubo “una discusión” Una nueva situación de violencia enfrenta a los concejales de San Miguel de Tucumán.

03 May 2018
1

Otro hecho de violencia enfrenta a los concejales de San Miguel de Tucumán. El opositor Ricardo Bussi aseguró que el alfarista Rodolfo “Johny” Ávila lo insultó durante una reunión de Salud y lo invitó a pelear. El edil aliado al intendente, Germán Alfaro (Cambiemos), negó cualquier agresión y aseguró que el bussista estaba “alucinando”.

El viernes se había convocado a una sesión extraordinaria de la comisión de Adicciones para dar dictamen al proyecto que obliga a los funcionarios a que se realicen análisis toxicológicos para detectar el consumo de drogas ilegales. “Ávila llegó intempestivamente, aunque no forma parte de la comisión, y empezó a increparme de una manera muy inadecuada. Empezó a levantar cada vez más la voz hasta el punto de que me amenazó con trenzarme a puños con él. Se puso en guardia y esperó a que participe del convite”, relató Bussi. Y agregó: “Mantuve mi equilibrio, como la vez que Alfaro me dio una cachetada a la salida de los estudios donde se realizó el último debate de candidatos a diputados”.

Según relataron funcionarios del Concejo, entre José “Lucho” Argañaraz y el secretario de la comisión, Manuel Antonio Celiz, lograron frenar y calmar a Ávila.

Video: un edil alperovichista "trompeó" a un alfarista

Ávila rechazó la versión por completo: “que Bussi diga que hubo una ‘brutal agresión’ significa que está alucinando, porque describe un hecho que nunca ocurrió. Lo invito nuevamente a realizarse el estudio toxicológico en la cátedra de Toxicología de la UNT, que es una institución objetiva, y no en lugares donde hasta a (el cantante Cristian Gabriel) ‘Pity’ Álvarez le daría negativo”, cargó el alfarista. Esto, en alusión a los análisis que se habían realizado los ediles de Cambiemos y el intendente. Bussi había hecho lo propio pero en un laboratorio privado. “Nunca usé la fuerza ni la violencia para resolver mis problemas. Las cuestiones políticas las dirimo con el uso de la palabra”, insistió Ávila.

“Hubo una discusión política, sí, pero de ninguna manera se llegó a esos niveles, como comentó Bussi”, explicó a LA GACETA el radical Argañaraz. Sandra Manzone, que integra la comisión, dijo desconocer el enfrentamiento: “cuando finalizó la reunión salimos a charlar al patio con Javier Aybar y Roque Mendía, y no escuchamos nada”.

“Fue un acto premeditado, esperando lograr sacarme de mis cabales”, continuó Bussi. Agregó que, aunque no pedirá sanciones, espera que los concejales puedan reflexionar para calmar las tensiones. La semana pasada Bussi y Ávila también se habían peleado, sólo que a través de las redes sociales.

Durante una sesión en marzo, el peronista Dante Loza y “Johny” Ávila habían protagonizado una escena de pugilato en pleno recinto. Por falta de acuerdo en las sanciones, las agresiones no tuvieron sanción.

Comentarios