Video: un edil alperovichista "trompeó" a un alfarista

Luego de una discusión y en plena sesión, Loza se levantó de su banca y agredió al concejal “Johny” Ávila; Cambiemos pedirá sanciones.

22 Mar 2018

El concejal Dante Loza quedó a las puertas de una sanción, cuando -en plena sesión- pasó de insultar a los gritos a golpear con sus puños al alfarista Rodolfo “Johny” Ávila. Desde la bancada de Cambiemos solicitarán sanciones contra el edil alperovichista, quien ya había protagonizado una pelea con otro edil.

El clima en el recinto se caldeó pasadas las cuatro horas de debate, y cuando apenas se trataban los primeros dos de los 27 proyectos de ordenanzas previstos. La pelea entre la oposición y los aliados al intendente, Germán Alfaro (Cambiemos), se desencadenó tras el debate por el veto parcial de la Intendencia a la ordenanza de Presupuesto 2017. Una discusión jurídica derivó en una encendida disputa, y arreció el enfrentamiento.

En noviembre, luego de que los concejales aprobaran el Presupuesto 2017 y fijaran en $ 318 millones los fondos de funcionamiento del Concejo, el intendente vetó parcialmente el instrumento y redujo los fondos para el funcionamiento del cuerpo vecinal a $ 240 millones. Sin embargo, como el Concejo se había quedado sin remesas antes de la asunción del peronista Armando Cortalezzi (cuando ejercía la presidencia Javier Aybar), desde la Municipalidad se giraron $ 75 millones por decreto para pagar los sueldos a los trabajadores.

Como los concejales de la oposición no reunían los 12 votos necesarios (dos tercios de las voluntades) para rechazar el veto e insistir con la ordenanza original, el alperovichista David Mizrahi mocionó que se rechazara con una resolución el decreto, al considerarlo nulo. El peronista José María Franco, presidente de la comisión de Hacienda, había cuestionado que el veto parcial tenía irregularidades: “los valores entre las planillas no coinciden y además en el veto el intendente incorpora un artículo en el que se arroja atributos especiales”, había explicado. “No mintamos, muchachos, gastamos $ 315 millones, no $ 240 millones”, dijo Juan Luis Pérez (PJ).

La oposición se impuso por 10 a ocho y desató la polémica. Los concejales de Cambiemos insistían en que, al no contar con los dos tercios, si había errores en el veto se debía acudir a la Justicia. “Una resolución no puede anular un decreto, las nulidades las debe determinar la Justicia. No podemos permitir que se genere esta crisis desestabilizadora”, reclamó el alfarista Raúl Pellegrini, y levantó la voz para que Cortalezzi le explicara el alcance de la resolución. “Acá no se está haciendo ningún golpe de Estado”, le respondió el presidente del Concejo. En plena batahola, Loza pasó de gritar que se pase al siguiente tema a insultar a Pellegrini. “Johny” Ávila se puso de pie: “no seas irrespetuoso”. Loza cruzó el pasillo y antes de que Ávila pudiera defenderse lo golpeó dos veces en la cara. El radical José Argañaraz saltó de su banca para separarlos. El taquígrafo Enrique Díaz soltó las notas y frenó a Loza. “¡Silencio! ¡Silencio!”, bramó Cortalezzi. Hubo tres cuartos intermedios antes de retomar la sesión.

“Quiero pedir disculpas a todo el público, a compañeros de banca y funcionarios. No existe justificativo, no es la manera en la que me conduzco en la vida. Estoy pasando una situación personal difícil; espero que se pueda desarrollar esta sesión con la normalidad. Vayan nuevamente mis disculpas a los presentes, en especial al concejal Rodolfo Ávila”, se disculpó Loza. Ávila apretaba la mandíbula sin mirarlo.

“No me puedo recuperar, no entiendo la agresión. Me había parado para decirle a Loza que no falte el respeto, y me agredió. Nos hace mal como cuerpo, la dirigencia viene vapuleada por la sociedad y esto nos aleja más. No podemos ser noticia por esto”, explicó Ávila a LA GACETA. Y agregó: “me duele que le digan a mis hijos: ‘tu papá es el que se pelea en el Concejo’. Estoy mal, no quiero conversar con Loza, no acepto las disculpas”. Argañaraz dijo que solicitarán sanciones por las agresiones: “fue un hecho lamentable”. “Es un papelón. Loza pidió disculpas pero no el concejal Ávila, que también fue protagonista. Nos llena de vergüenza”, consideró Ricardo Bussi.

“Es algo totalmente fuera de lugar, bochornoso y que no está a la altura de los concejales. Voy a analizar el reglamento para ver qué sanción podría caber, ha sido algo vergonzoso. Debemos dialogar, no es un buen mensaje para la sociedad”, renegó Cortalezzi.

En agosto de 2016, tras una discusión, Loza había invitado a pelear a las piñas al radical Agustín Romano Norri en un pasillo del Concejo. Luego se disculpó.

dante loza
El concejal es uno de los referentes del senador José Alperovich en la Capital. De hecho, lo acompaña habitualmente en sus recorridas. Fue director del Registro Civil durante la gobernación de Alperovich y ocupó, de manera interina, una banca legislativa. Condujo el bloque Tucumán Crece hasta fines del año pasado.
============26 TIT Perfil (12218294)============
› rodolfo “Johny” Ávila
El concejal es un dirigente de confianza del intendente, Germán Alfaro. Se conocen desde chicos, cuando sus abuelos trabajaban juntos en un ingenio. Profesor de Educación Física y presidente del club Villa Amalia desde 2007, Ávila trabaja políticamente para Alfaro desde hace 20 años. Este es el primer cargo público que ocupa.
============01 TEX VARIOS ITEMS 2 (12218291)============
qué son las cuestiones de privilegio
El artículo 82 del Reglamento Interno del Concejo establece que los concejales dispondrán de cinco minutos para plantearla, enunciando de manera concreta el hecho que motiva la cuestión de privilegio. Se trata de un reclamo legislativo que se solicita ante una irregularidad en el tratamiento de una norma o para denunciar una actitud deleznable. Si los ediles la aprueban en el recinto, se debatirá la sanción. Si se rechaza, el pedido será tratado en la comisión de Peticiones y Poderes. Habitualmente las cuestiones de privilegio se archivan en las comisiones.


Dante Loza

El concejal es uno de los referentes del senador José Alperovich en la Capital. De hecho, lo acompaña habitualmente en sus recorridas. Fue director del Registro Civil durante la gobernación de Alperovich y ocupó, de manera interina, una banca legislativa. Condujo el bloque Tucumán Crece hasta fines del año pasado.

Rodolfo “Johny” Ávila

El concejal es un dirigente de confianza del intendente, Germán Alfaro. Se conocen desde chicos, cuando sus abuelos trabajaban juntos en un ingenio. Profesor de Educación Física y presidente del club Villa Amalia desde 2007, Ávila trabaja políticamente para Alfaro desde hace 20 años. Este es el primer cargo público que ocupa.

Qué son las cuestiones de privilegio
El artículo 82 del Reglamento Interno del Concejo establece que los concejales dispondrán de cinco minutos para plantearla, enunciando de manera concreta el hecho que motiva la cuestión de privilegio. Se trata de un reclamo legislativo que se solicita ante una irregularidad en el tratamiento de una norma o para denunciar una actitud deleznable. Si los ediles la aprueban en el recinto, se debatirá la sanción. Si se rechaza, el pedido será tratado en la comisión de Peticiones y Poderes. Habitualmente las cuestiones de privilegio se archivan en las comisiones.

Comentarios