El terror se potencia en la pantalla grande

Llegan a las salas una elogiada producción argentina, ganadora del festival Buenos Aires Rojo Sangre del año pasado, y una secuela de EEUU.

03 May 2018


› aterrados
DIRECCIÓN: Demián Rugna. ORIGEN: Argentina.
GÉNERO: terror. AÑO: 2018.
CON: Maxi Ghione, Norberto Gonzalo, Elvira Onetto, George Lewis y Agustín Rittano.
DURACIÓN: 87 minutos.
CALIFICACIÓN: apta para mayores de 16 años.

El terror es un plato fuerte en la taquilla. No pasa semana en que no haya alguna película del género en cartel en todo el país, lo que indica la existencia de un público afín a la temática, que tiene múltiples variantes. Sin embargo, la producción argentina en escasa; basta con chequear la cantidad de títulos que se estrenan por año con firma nacional.

Hoy será la excepción porque se estrena la esperada película del porteño Demián Rugna, “Aterrados”, con el prestigio de haber ganado el año pasado el festival Buenos Aires Rojo Sangre -BARS- (así y todo debió esperar turno en las salas por el copamiento de producciones del exterior) y de haber pasado con elogios por el Festival Internacional de Mar del Plata. Mientras que desde Estados Unidos llega “Los extraños: cacería nocturna”.

Rugna nació en Haedo hace 38 años y es el director de “La última entrada” y de “No sabés con quién estás hablando”, aparte de haber codirigido con Fabián Forte “¡Malditos sean!”. Su nueva y premiada producción se llevó otros dos trofeos en BARS. Uno fue para su protagonista, Maximiliano Ghione, como mejor actuación masculina, y el otro fue por su banda sonora. La película está basada en un cortometraje que el propio director hizo hace 15 años, “Tienen miedo”.

Su propuesta transita entre terroríficos fenómenos paranormales: una joven que se rompe la cabeza en un baño sin que nada la impulse a hacerlo; desaparecidos y zombies en un barrio del conurbano bonaerense; objetos inanimados que se mueven solos y casas misteriosas donde la gente muere sin razón.

Todo estos hechos enigmáticos convocan a efectivos de la Policía y a profesionales expertos en actividades inexplicables, que montan un laboratorio en los sitios señalados como sospechosos de estar controlados por poderes maléficos, que se alimentan de la energía de los vivos. La trama se concentra en el comisario Funes y los especialistas Jano, Albrec y Rosentok, un variopinto grupo de investigación que quedará al borde de la locura.

La narración que comienza como una sucesión de escenas de sangre y violencia gira hacia el terror más centrado en los personajes y sus miedos. Eso le permite al director construir climas inquietantes a partir de cuestiones cotidianas, que suelen ser las que más angustias esconden.

“Mis películas son un desafío tras otro, siempre corro riesgos haciendo este género”, sostuvo el director en una entrevista publicada en el sitio www.otroscines.com. “Simplemente la defino como una película de terror en la que puede verse mi estilo”, agrega. Y en esa definición encierra pinceladas de humor negro y una personalidad que lo proyecta como uno de los autores más prometedores del miedo vernáculo, podio que comparte con Daniel de la Vega (“Ataúd blanco”, “Necrofobia” y “La muerte conoce tu nombre”) y con Ezio Massa (“5 AM” y “2/11: día de los muertos”).

› ATERRADOS
DIRECCIÓN
: Demián Rugna. ORIGEN: Argentina.
GÉNERO: terror. AÑO: 2018.
CON: Maxi Ghione, Norberto Gonzalo, Elvira Onetto, George Lewis y Agustín Rittano.
DURACIÓN: 87 minutos.
CALIFICACIÓN: apta para mayores de 16 años.

Continuación

› LOS EXTRAÑOS

DIRECCIÓN: Johannes Roberts. AÑO: 2018. GÉNERO: terror. ORIGEN: Estados Unidos. CON: Christina Hendricks, Bailee Madison, Martin Henderson y Emma Bellomy. DURACIÓN: 75 minutos. CALIFICACIÓN: apta para mayores de 16 años.

Hace una década, Bryan Bertino dirigió “Los extraños”, un filme de terror psicológico donde tres enmascarados atacaban a una familia que ocupaba una casa aislada de vecinos, luego de regresar de una boda. Protagonizada por Liv Tyler y Scott Speedman, a la historia se la rodeaba con la idea de que estaba inspirada en hechos reales, lo que nunca fue precisado por sus creadores. Esa producción cerraba con la frase “será más fácil la próxima vez”, en la voz de una de las implacables criminales de la trama original.

El tiempo pasó, pero la profecía se cumple. Llega a los cines su continuación, con una base argumental similar a la original, aunque con un toque de actualización anclado en la situación política de Estados Unidos. Se trata de una familia que atraviesa una compleja crisis económica que los impulsa a mudarse a vivir con una abuela y a enviar a su conflictiva hija adolescente a un internado. El cuarto pasajero será el otro hijo de la pareja, quien también lleva consigo sus propios problemas.

En el viaje, sin dinero para un hotel, se detienen a descansar en un estacionamiento de camiones donde hay unas cabañas, aparentemente vacías. En mitad de la noche, al igual que lo ocurrido 10 años atrás en la primera entrega, golpean la puerta de la casa donde están y una joven desde la oscuridad pregunta por una inexistente Tamara. La negativa es el comienzo del horror a cargo de tres personas que usan máscaras. La única salida para salvar sus vidas en una noche llena de peligros y trampas será dejar atrás las peleas y rencores y unirse como un solo bloque

La dirige Johannes Roberts (responsable de “El otro lado de la puerta”), especializado en huidas y persecuciones. “Puedes correr, puedes esconderte o puedes luchar a muerte”, es la consigna que se plantea en el tráiler.

Comentarios