Nuevas canciones de Turucuto para estar sanos y sentirse bien

Roque Céliz y Mercedes Maiztegui presentan las composiciones nacidas de una gira internacional

02 May 2018
1

PAREJA EN TODO SENTIDO. Maiztegui y Céliz comparten escenario y vida. la gaceta / Foto de José Nuno

ÚNICA FUNCIÓN

• Mañana a las 21.30 en Casa Managua (San Juan 1.015).

“Crónicas de un viaje” es el nombre elegido por el dúo Turucuto (la platense Mercedes Maiztegui y el tucumano Roque Céliz) para bautizar el recital que ofrecerán mañana en Casa Managua. El título pretende sintetizar tanto el resumen de lo vivido durante tres intensos meses del año pasado, en gira por América Latina, Estados Unidos y Europa, como su propio recorrido sonoro, de lo impetuoso de los primeros tiempos a la propuesta más madura y refinada actual.

Con dos discos ya en circulación, “Turucuto” y “Llenos de luna, bajan al mar”, y un tercero que está empezando a formarse (no se lanzará antes de 2019, adelanta Céliz), la pareja arriba y abajo del escenario se encuentra en un fuerte momento creativo, que será volcado esta noche. “Vamos a presentar todas nuestras canciones nuevas; tenemos como 30 temas compuestos que queremos compartir con la gente”, anuncia Céliz.

“Siento que recién ahora está consolidándose nuestro proyecto. El viaje que hicimos nos dio la posibilidad de vernos a nosotros en nuevas cosas y de tener aire para poder ir de poco haciendo los arreglos, sin apuros ni necesidades de grabar ya, lo que te permite que los temas vayan decantando en contacto con el público”, añade el pianista y guitarrista.

Maiztegui aporta: “tocar mucho te permite consolidar una identidad, nos da el espacio de pasear las canciones por otras geografías y de cantarle a gente que no entiende tu idioma y para la cual tenés que encontrar otras formas de compartir los sentimientos”. “El primer disco lo tocamos en público luego de grabarlo; el segundo tuvo un recorrido y para el futuro logramos una fusión de ambos, entre lo eléctrico y lo pausado, es una evolución”, sostiene.

Céliz confiesa que le da más importancia a sus letras que a su música; son textos plagados de tucumanidad en sus imágenes y en sus modismos idiomáticos. “A Mechi la obligo a cantar como lo escribo, sin explicarle nada a nadie, para ver qué pasa en la gente”, confiesa, mientras su pareja resalta que la reacción es positiva: “en Nueva York tuvimos público de China, de Alemania, de Harlem, de todos lados, y nos decían que no entendían nada de la letra, pero que sentían lo que queríamos transmitirle”.

“Esa experiencia forma parte de la voluntad de compartir con el otro que existe cuando escuchás los sonidos, porque la música te hace familia. Yo también escribo literatura, pero la narrativa es una experiencia más individual, más solitaria. Estamos en una etapa de hacer lucir los temas, encontrarles su propio latido y que conformen su universo. No queremos forzar las cosas, sino estar sanos y sentirnos bien, lo mismo que con nuestro público”, advierte la cantante.

La experiencia de la gira internacional (México, Brasil, Nueva York, Alemania, Francia, España y Bélgica) les abrió puertas para volver a muchos de los sitios por donde pasaron. “Los sorprende lo que hacemos, porque tiene un compás y una síncopa diferente a lo que acostumbran escuchar -asegura Céliz-. Somos genuinos en nuestra propuesta y eso suma mucho”.

“Me voy apropiando de las cosas de Tucumán que me aporta Roque, pero siempre estarán atravesadas por mi origen en La Plata, que es mi identidad y mi huella, que no quiero perder”, dice Maiztegui.

A diferencia de sus dos CD anteriores, el próximo apuntará a un perfil conceptual, con una línea que hilvanará los temas que lo integren y un núcleo unificado. El título tentativo es el de una de sus canciones, “Ando siendo vos conmigo”. “A partir de ella se fueron desplegando todas las ideas que estamos cantando y buscamos una sonoridad mucho más completa, con cuerdas y otros instrumentos”, advierte el tucumano.

Comentarios