Grooming: qué pueden hacer los padres para evitar que sus hijos sean víctimas de abuso

El director de una ONG dialogó con LA GACETA y aconsejó cómo actuar para reducir los riesgos que corren los niños y los adolescentes.

24 Abr 2018

Hay palabras, como grooming, que seguramente muchos padres escucharon alguna vez pero que quizás no compenden cabalmente. Por eso, Hernan Navarro, director de Grooming Argentina, es muy claro al respecto: se trata del abuso sexual infantil en tiempos digitales.

Ayer se reglamentó la ley que pena con cárcel la simple tenecia de pornografía infantil. En este contexto, Navarro, quien dirige una ONG encargada de prevención, concientización y erradicación del grooming en el país, dialogó con las 12 en 30, el programa del mediodía de La Gaceta Play.  

Primero hay que aclarar qué es el grooming: se trata de una serie de conductas y acciones que realiza un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, crear una conexión emocional con el fin de abusar sexualmente de él. El proceso se realiza a través de un entorno digital que permite al abusador mantenerse en una esfera privada. 

"Hoy la nueva forma de abuso sexual infantil es el grooming. Lo más importante es estar cerca de los hijos y generarles confianza", manifestó Navarro.

El especialista dio una serie de consejos para que los padres tengan herramientas que los ayuden a prevenir este tipo de situaciones. 

Recomendaciones

1- Informarse sobre el mundo digital: esto genera confianza en los niños que, a veces, no cuentan lo que sucede a sus papás porque perciben que no podrán entenderlos, ya que no manejan la tencología como ellos. "El mundo adulto no está preparado para acompañar en el desarrollo digital. No confían en un adulto responsable", dijo el experto. 

2- Realizar las denuncias correspondientes: hoy, reenviar material de pornografía infantil es delito. Una ONG de Estados Unidos realiza una estadística de cada país y lo envía a las organizaciones de cada sitio, por lo que se puede saber quien fue cómplice o parte de la distribución del material. "La única herramienta que rompe con la esfera privada es la denuncia", afirmó Navarro. 

3- Resguardo satisfactorio de la evidencia: muchas veces se llega a la Justicia con los casos, pero no hay material de prueba. Esto se debe a que los menores de edad, por diversas cuestiones, borran los videos, imágenes o conversaciones y no se pude avanzar en la condena. 

Hernán Navarro dejó una serie de datos fuertes con respecto a la pornografía infantil:

- La ley 27.436 fue sancionada el 21 de marzo por la Cámara de Diputados y penaliza con cárcel a “quien produzca, financie, publique, facilite, divulgue o distribuya por cualquier medio, toda representación de un menor dieciocho años dedicado a actividades sexuales explícitas o toda representación de sus partes genitales confines predominantemente sexuales”.

- Argentina es uno de los diez países con más tráfico de pornografía infantil. En 2017 se duplicaron las denuncias a más de 25.000.

- Hay dos tipos de pedófilos:

Pedofilo insular: quiere satisfacer un costado sexual perverso y propio.

Pedófilo que comercializa el material: aquel que reenvía imágenes y videos e incluso los vende.




Comentarios