Rescatan a 11 chinos de una presunta red de trata laboral

Los pesquisas creen que eran llevados a Buenos Aires a trabajar en talleres clandestinos Circulaban en un colectivo desde Bolivia. La Policía Federal los interceptó en la Terminal. Un argentino detenido.

22 Abr 2018
1

ENGAÑADOS. Los orientales habrían venido al país con la promesa de lograr una fuente laboral estable.

Los investigadores sospechan que, mediante engaños, eran trasladados a Buenos Aires, donde iban a ser explotados en distintos talleres textiles, en total clandestinidad. En la tarde del viernes, personal de la División Investigativa local de la Policía Federal, los rescató cuando aguardaban un transbordo en la Terminal de Ómnibus.

Se trata de 11 ciudadanos de nacionalidad china que habían ingresado al país en colectivo, desde Bolivia, a través de un paso fronterizo. Los pesquisas no descartan que hayan sido víctimas de una red de trata laboral.

Según se pudo precisar, no son familiares y sus edades rondan los 30 años, aproximadamente.

El captador

Un argentino que viajaba junto al grupo de orientales fue detenido en la Terminal.

“Nos da a presumir que sería el captador de la organización”, señaló una fuente consultada. La documentación personal del grupo de extranjeros estaba en poder de esta persona.

El operativo se desarrolló alrededor de las 16.30. Los uniformados se encontraban tras los pasos de los integrantes de esta organización y contaban con datos precisos. “Lo que nos ayudó en este caso fueron los rasgos orientales. Es un delito difícil de comprobar por las artimañas que utilizan los tratantes”, indicó un informante.

Estas personas fueron llevadas hasta la base de la Policía Federal y quedaron bajo la custodia de esa fuerza de seguridad. También se iniciaron los trámites en Migraciones y en la embajada China para conocer en qué situación legal se encuentran y si serán deportados o permanecerán en el país. Hasta ayer no se había conseguido intérprete para hablar con ellos.

Las fuentes consultadas informaron que los orientales habían ingresado al país sin registrar su entrada ni en Migraciones y en la Aduana. Se sospecha que el engaño consistía en falsas promesas de un trabajo en Buenos Aires o de solucionar su situación legal una vez que llegaran a destino. “Por ahora todo está en plena investigación, pero la modalidad es la de trata laboral. No es un delito frecuente, pero tampoco es inédito”, explicaron desde la fuerza.

En Tucumán, la Policía Federal comenzó este año a tomar intervención en casos de explotación sexual y laboral. El detenido quedó afectado a dos causas: trata de personas (ley 26.364) e infracción a la ley Migratoria (25.871). Fue puesto a disposición del Juzgado Federal I de Daniel Bejas.

En Esta Nota

Bolivia
Comentarios