Dar la vida por la vida

22 Abr 2018
1

> LA MISA DE HOY

PBRO. MARCELO BARRIONUEVO

Al de hoy se le llama domingo del buen Pastor, no sólo por la temática del evangelio sino por que se reza por el aumento de vocaciones consagradas al servicio de la evangelización. Se trata de una jornada de oración y petición a Dios para que envíe nuevos pastores según el corazón de Dios. Hay pocas vocaciones y la urgencia pastoral es enorme, aún cuando la participación de los laicos es importante, la necesidad de los ministros consagrados se hace cada vez más necesaria. Oremos a Dios para que mande muchas vocaciones.

El evangelio también habla de la fortaleza del Pastor. El Buen Pastor da la vida por las ovejas, las cuida y protege. La figura del Pastor se hace extensiva a todos aquellos que tienen alguna misión de servicio y cuidado: el sacerdote o religiosa, los padre de familia, los educadores, los médicos, etc. Partiendo de aquí es importante tomar la actitud que marca el evangelio, salir y buscar, cuidar y si es necesario dar la vida por los otros. El mejor modo de hacerlo es sirviendo y cuidando de que nadie y que nada haga daño a las personas que se nos han encomendado, la vida es suficientemente grave como para descuidarla. Jesús como Salvador nos impulsa a ser servidores de los otros en la vida, en su educación, en su protección.

En el contexto que nos toca vivir hoy debemos ser Buen Pastor de la vida naciente. También el evangelio de este domingo es un llamado a no descuidar la vida del más indefenso, como es la pequeña vida del niño por nacer y la de la madre por dar a luz. Es un evangelio que nos llama a Pastorear la vida de llos dos porque hay que salvar las dos vidas.

Los obispos nos impulsan a ser misioneros de la vida, a convertirnos en evangelizadores y a salir casa por casa a timbrear por la vida, a ir casa por casa por la vida de todos y de cada uno.

Toda vida vale. El buen pastor de la vida debe jugarse por la vida. Se espera que no huya y que no tenga miedo. No hay cosa más triste que ver el miedo en aquel que debe dar la vida para custodiar la existencia de bien por el otro. Argentina se juega una carta demasiado pesada para su historia como es aprobar o no el aborto; no son tiempos de miedos o temores, son momentos de fortaleza y entrega, de dar la vida por la vida.

comentarios