Caso Lebbos: las 10 claves para entender las imágenes de un video que estuvo guardado unos 12 años

Hubo polémica en la audiencia luego de que se observaran las imágenes de dos videos que fueron registrados el día después del hallazgo del cuerpo. Será clave la comparación de ese trabajo con el que fue presentado en la Justicia. Se hizo un rastrillaje antes de que el cadáver fuera retirado.

19 Abr 2018

Daniel Alejandro Díaz era el jefe de Criminalística Norte cuando el 11 de marzo de 2006 fue encontrado el cuerpo de Paulina Lebbos. Él era uno de los últimos integrantes del grupo llamado “Testigos del hallazgo” que debía sentarse ante el tribunal para contar todo lo que había visto. El martes sorprendió a propios y extraños al reconocer que él aún conservaba las imágenes que había registrado el 12 de marzo, día en el que se realizaron la mayoría de las pericias sobre el cadáver de la estudiante en el lugar donde fue encontrado y en la morgue judicial, donde se desarrolló la autopsia. El especialista recordó que hizo ese trabajo con su cámara personal y por pedido de Fernando Vázquez Carranza, en ese tiempo, jefe de la división Criminalística de la Policía. Contó además que le entregó el original a su superior y él se quedó con una copia. Hasta el momento, no pudo explicar por qué nunca avisó que tenía ese material. Más allá de todas las dudas, el tribunal, integrado por Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto, aceptó que las imágenes, guardadas en dos videos de 40 minutos en formato mini DVD, sean exhibidas. Por tal motivo, la sala de prensa fue reacondicionada para que todos pudieran observar las filmaciones. Las imágenes que se vieron fueron durísimas. Tan fuertes resultaron que los magistrados ordenaron la prohibición de su reproducción o la difusión por cualquier red social. A continuación, las conclusiones más importantes que se pudieron extraer de las imágenes observadas:

UNO

El lugar del hallazgo no fue preservado durante el rastrillaje

En uno de los videos exhibidos se observa a policías y personas vestidas de civil participando de un rastrillaje, que habría sido ordenado por el entonces jefe de la Policía, el comisario Hugo Sánchez cuando aún no se había retirado el cuerpo del lugar. En el video se ve al grupo recorrer la zona del hallazgo sin la indumentaria ni los elementos necesarios para no dañar el lugar donde fue encontrado el cadáver de Paulina. Se ve al Personal de la Policía de Seguridad Vial e Infantería participando de la medida. Habrá que establecer si el cuerpo fue movido cotejando las fotos que tomó el perito Fabián Toledo con los videos.

“La situación nos superó, éramos inexpertos”, se justificó un perito del caso Lebbos

DOS

Los expertos de Criminalística podrían haber contaminado la zona

El lugar no sólo fue contaminado por las primeras personas que bajaron y que comenzaron a buscar alguna prueba, sino por los peritos que llegaron al día siguiente. Los primeros en descender, en la tarde del sábado 11 de marzo de 2006, habrían sido el planimetrista Jorge Mazuy, de Criminalística Norte y Enrique García, quien era el jefe de la comisaría de Raco. Los expertos de Criminalística Capital que llegaron hasta el lugar, en la mañana del 12 de marzo de ese año, según se advierte en las imágenes exhibidas ayer en el juicio, lo hicieron sin protección en su calzado, por ejemplo, por lo que habrían contaminado el lugar donde fue encontrado el cuerpo.


TRES

Algunos de los peritos no usaron ni barbijos, ni guantes, ni delantales

En los videos se ve que algunos de los profesionales que trabajan sobre el cuerpo no tienen colocados ni barbijo, ni cofia, ni delantal. Esas prendas son fundamentales para no contaminar una escena. Por ejemplo, podrían haber caído cabellos de alguno de los expertos sobre los restos de la víctima, o en la escena. “Es como entrar en una sala de cirugía. Se deben tomar todas las precauciones para no contaminar la escena”, opinó Emilio Mrad, representante de la querella.

La escena del hallazgo del cuerpo de Paulina fue alterada, según un fotógrafo

CUATRO

Los profesionales no habrían tomado muestras del terreno

En la primera secuencia exhibida en la mañana de ayer, se ve que los peritos de la Policía sólo toman muestras del cuerpo de Paulina, pero no del terreno. No se habría tenido en cuenta que en la zona podría haber elementos que permitieran avanzar en la investigación y establecer cómo y cuándo fue dejado el cuerpo y quiénes participaron de esa maniobra.

CINCO

No se observa que alguien esté dirigiendo las tareas

Mientras los médicos de la Policía toman muestras de diferentes partes del cuerpo, no se advierte que esas tareas sean dirigidas por alguno de los profesionales. En la noche del 11 de marzo, los peritos de Criminalística fueron apartados de esas tareas, que fueron realizadas al día siguiente por los profesionales de la Unidad Regional Capital. En el lugar quedaron personas custodiando la escena.

“No sentí ningún olor”, contó un perito que se acercó al cuerpo

SEIS

La Nación también colabora en la crisis

En las imágenes presentadas por el comisario Díaz se ve que los expertos toman diferentes muestras sobre el cuerpo de la estudiante asesinada y que las mismas son colocadas en el mismo frasco. Se trata de larvas e insectos que se hallaban sobre el cadáver, que habría presentado un avanzado estado de descomposición para ese entonces.

SIETE

Llamó la atención la cantidad de barro que tenía el cuerpo

Durante la exhibición de los videos hubo una situación que no pasó desapercibida. El cuerpo de la joven tenía gran cantidad de barro en diferentes partes de su cuerpo. No se entiende por qué, ya que supuestamente fue arrojado allí sobre los pastos que se habían cortado recientemente y tampoco estuvo en un lugar donde pasó correntada de agua y lodo. Algunos no descartan que el cuerpo haya sido desenterrado de otro lugar y luego colocado allí.

Adela Goitea confirmó que sus hermanos vivieron una pesadilla por hallar el cuerpo de Paulina Lebbos

OCHO

La autopsia se realizó en el patio de la Morgue del poder Judicial

Una vez que los peritos completaron esas tareas, el cuerpo fue trasladado en la morguera de la Dirección de Bomberos hasta la Morgue del Poder Judicial, para practicarle la autopsia. Durante ese trayecto, el vehículo sufrió un desperfecto mecánico que demoró el traslado. En la segunda secuencia exhibida, se advierte que la autopsia no fue realizada en una sala especialmente acondicionada para esos fines, sino que se efectuó a la intemperie, en el patio del edificio de ubicado en avenida Independencia y La Rioja, debajo de un enorme ejemplar de gomero.

NUEVE

El cuerpo fue lavado con una manguera mientras era examinado

Otra de las irregularidades que se advertirían a partir de los videos aportados por el comisario Díaz, se ve que el cuerpo de Paulina fue lavado durante la autopsia. En las imágenes puede verse que los peritos utilizan una manguera para esos fines. No lo hacen solamente al finalizar la medida judicial. En algunos pasajes se ve que limpian el cuerpo y luego continúan con las tareas sobre el mismo, levantando muestras. Se advierte que recuperan un pequeño dije brillante que estaba colocado en la muñeca izquierda de la joven. Luego, usando cinta de embalar, lo envuelven y colocan en un sobre. Los defensores de los imputados sostienen que este fue uno de los pocos procedimientos bien hechos.

DIEZ

Las dudas sobre por qué no se conoció ese material

Díaz confirmó que él hizo una copia de las filmaciones días después de que se conociera que en la Unidad Regional Norte había fotograrías del hallazgo del cuerpo. El testigo destacó que le entregó una copia a Vázquez Carranza, quien supuestamente se la entregó a la Justicia. “También me quedé con una copia por ser un trabajo personal que quería preservar”, destacó el testigo. En las próximas horas se observará el video que fue presentado en la causa para comparar si no hubo alguna irregularidad cuando fue editado.

Comentarios