La escena del hallazgo del cuerpo de Paulina fue alterada, según un fotógrafo

Un perito de la Policía notó cambios en la posición del cuerpo y la vegetación.

13 Abr 2018

El agente Adrián Toledo declaró, por segundo día consecutivo, como testigo en el juicio en el que se investiga el crimen de Paulina Alejandra Lebbos y su posterior encubrimiento. En 2006, Toledo se desempeñaba como fotógrafo de la División Criminalística Norte. El perito fue el primero en tomar imágenes de la escena del hallazgo del cuerpo de la joven.

Ayer, cuando le pidieron que comparara sus fotografías, realizadas en la tarde del sábado 11 de marzo de 2006, con las que se hicieron al día siguiente, advirtió alteraciones en la escena.

Al comienzo de la jornada, se le exhibieron al testigo ambos grupos de fotos. Los expedientes con esas pruebas fueron ubicados frente al tribunal y a la vista de todas las partes. “Es el lugar, pero no lo recuerdo así. Creo que había más ramas y que la posición del cuerpo no es la misma. Sí hay diferencias, aparentemente”, señaló el testigo.

“Veo alteraciones, aunque no puedo asegurar que se trata de pisadas; no creo que hayan sido causadas por la lluvia”, sostuvo el perito.

El tribunal rechazó planteos de Noguera

El miércoles, Toledo había asegurado que la escena no fue resguardada y que recibió órdenes del entonces jefe de la Policía, Hugo Sánchez, para que se retirara del lugar.

El fotógrafo declaró que llegó al lugar del hallazgo por orden del jefe de la comisaría de Raco, Enrique García. Esa tarde, un equipo de Criminalística Norte había acudido hasta una casa de la zona, que había sido asaltada, para realizar las pericias habituales.

Caso Lebbos: afirman que el primer día no se resguardó el lugar del crimen

Cuando regresaban a la base de la unidad a la que pertenecían, recibieron un llamado de García, quien les pidió que volvieran porque “habían encontrado un cuerpo”. Una vez en el lugar, cerca de las 18, Toledo tomó 10 fotografías desde diferentes ángulos, según explicó. Su compañero, el planimetrista Jorge Manzuy, también trabajó en el lugar. Toledo narró que por la noche se retiraron después de que Sánchez les dijera que Criminalística de la Capital se haría cargo de las pericias en la escena del hallazgo.

Según su versión, el lunes siguiente reveló las fotos en un laboratorio de la zona céntrica y al otro día entregó el trabajo a Daniel Díaz, quien era su jefe en la División Criminalística Norte.

Uno de los baquianos que halló a Paulina declaró que la Policía lo obligó a mentir

“Las guardó en un cofre y me dijo que era ‘por si las pedían’”, contó el testigo. También aclaró que finalmente las presentaron 45 días después en los Tribunales. Ese trámite se registró horas antes de que fuera allanada la sede de esa unidad especial.

Sancionado

Durante la reconstrucción del hallazgo, realizado por Gendarmería, García había mencionado la existencia de esas imágenes, que hasta ese momento no se conocían. Ayer, Toledo contó que fue sancionado con 10 días de arresto por irregularidades al incorporar sus actuaciones en Raco en el libro de novedades de la división a la que pertenecía.

Adela Goitea confirmó que sus hermanos vivieron una pesadilla por hallar el cuerpo de Paulina Lebbos

“Hubo una doble anotación. Una al final de las actuaciones y la otra, arriba. Fue una anotación para que no se perdiera correlatividad”, explicó. También su jefe habría sido sancionado por no controlar esas anotaciones. “Creo que fuimos sancionados por orden del comisario Sánchez”, consideró.

El uniformado informó que cree que entregó todos los negativos y que no volvió a tomar contacto con los mismos.

Comentarios