Ediles piden informes sobre el Monumento del Bicentenario

Concejales cuestionan por qué se contrató de vía directa y no hubo una licitación pública.

16 Abr 2018
1

¿Por qué en vez de realizar una licitación pública se contrató por vía directa a una empresa para construir el Monumento del Bicentenario? Esa pregunta motorizó un pedido de informes de los concejales a la Capital. Si bien el requerimiento fue una iniciativa de las bancadas opositoras al intendente, Germán Alfaro (Cambiemos), los aliados al jefe municipal votaron a favor del proyecto de resolución, después de criticar la demora en la consulta, ya que los obeliscos se inauguraron el 9 de julio de 2016.

Cinco claves para descifrar el Monumento del Bicentenario

“Este proyecto había sido presentado cuando la obra aún estaba construyéndose, a comienzos de 2016. El objetivo era conocer los gastos efectuados y el espíritu de la contratación de la empresa. La Cuenta de Inversión de ese año fue aprobada de manera ficta (sin debate), pero no es menos cierto que la ciudadanía merece saber si se contrató de manera directa, el plazo de obra y los pagos realizados”, presentó el expediente en la última sesión Ricardo Bussi (FR).

“Hace mucho tiempo sabíamos que el Bicentenario caía en 2016, por lo que la contratación directa parece que no correspondía, debió hacerse una licitación pública. Estaba vigente el Fondo del Bicentenario, donde una parte de la recaudación financiaba obras para la celebración, así que hay que entender cuál fue la necesidad de contratar de forma directa”, arremetió el peronista David Mizrahi, presidente del bloque Tucumán Crece-PJ. Y agregó: “es ‘carita’ la obra, pero linda. Estamos de acuerdo que era necesario hacer una estampa por la fecha, pero queremos saber cómo se ejecutó”.

El peronista Juan Luis Pérez respaldó esta postura. “Como el intendente no responde pedidos de informes individuales, tenemos que formalizarlo por esta vía”, dijo.

Monumento al Bicentenario: el fervor popular convirtió el acto en una celebración

Ediles de Cambiemos salieron en defensa de Alfaro: “¿Vieron la película ‘Mira quién habla’? ¡Miren quién habla, por Dios! Es gracioso, porque los campeones mundiales de la contratación y adjudicación directa han sido los peronistas. Se le dio la obra a la empresa Tensolite por situaciones técnicas. Se necesitaba una obra importante, y la Provincia había inaugurado una marquesina del Teatro Mercedes Sosa”, justificó José “Lucho” Argañaraz. Y cruzó al bussismo. “Es bueno tener memoria, porque en el 97 se le hizo un juicio político a un funcionario bussista, el entonces ministro de Salud Carlos Quijano, porque había contratado para remodelar el Hospital Padilla a una firma que tenía de capital una pala, una carretilla y un pico. Tengamos memoria. Nosotros no escondemos nada”, expresó el alfarista.

Con grúas gigantes levantaron las columnas del Monumento del Bicentenario

Agustín Romano Norri también criticó el pedido de informes. “Llegamos tarde como Concejo. El tema ha quedado claro, se gastaron $ 2,5 millones en reparar la calzada y $ 6 millones en el monumento. El concurso de diseño se lanzó en 2014 y el intendente asumió en 2015, a nueve meses de la fecha histórica. Por eso la contratación directa. No compartimos, pero es una herramienta que nos da la Constitución”, indicó el radical. Bussi arqueó una ceja y, recio, pidió responder a los radicales. “Terminemos de contar la historia, porque Quijano era un amigo de quien habla y de mi padre (Antonio Domingo Bussi), y por la confianza que le tenía fue ministro de Salud. Adjudicó la obra a una empresa que no era solvente, es cierto. Se hizo un juicio político. Pero como no se gastó dinero del erario público, fue absuelto. El gobernador Bussi, pese a esto, lo felicitó por ser absuelto y le pidió la renuncia”, señaló Bussi.

Sandra Manzone (CC-ARI, de Cambiemos) señaló que no tenía inconvenientes en acompañar el pedido de informes a Alfaro. “Es mejor tener cuentas claras y transparentes”, apuntó. El alfarista Raúl Pellegrini añadió un mensaje a los ediles afines a la Casa de Gobierno: “espero que cuando hagamos pedidos de informe a la Provincia con temas que hacen al municipio nos den el apoyo también”.

El proyecto fue aprobado con los votos de la oposición y de casi todos los miembros de Cambiemos, a excepción del radical Roque Mendía. Las obras para construir el monumento del Bicentenario, en Mate de Luna al 1.700, habían comenzado en febrero de 2016. En cinco meses la empresa Tensolite levantó dos obeliscos de cemento de 26 metros de altura por un metro y medio de ancho, entre los que ubicó un sol de acero. El subsecretario de Servicios Públicos municipal, Luis Lobo Chaklián, había explicado a LA GACETA que el diseño del monumento se resolvió mediante un concurso y que se había contratado de forma directa a la empresa en el marco de las excepciones fijadas por la ordenanza del Fondo del Bicentenario.

Comentarios