Lucha libre: de Rusia con pasión

Stefanía Ceballos viajó al país que es la cuna de grandes luchadores para entrenarse.

15 Abr 2018

Lucha libre es un deporte en el cual cada participante intenta derrotar a su rival sin el uso de golpes. Nació hace miles de años y en Tucumán un puñado de deportistas se encarga de derribar todas las barreras para que esta disciplina siga vigente. Stefanía Ceballos es la única mujer que compite y representa al país en torneos internacionales. Tiene 16 años y hace cuatro años que la practica. Compite en la categoría cadetes en 57 kilogramos y cursa el último año del secundario. En estos momentos está entrenándose en Daguestán, Majachkalá (Rusia) para competir en la etapa clasificatoria para los Juegos Olímpicos de la Juventud a desarrollarse en Buenos Aires.

“Hace unas semanas competí en un torneo internacional en Turquía y finalicé tercera”, contó Stefanía vía whatsapp a LG Deportiva. El martes 24 regresará al país.

- ¿A qué edad comenzaste y por qué elegiste este deporte?

- Comencé a los 13 años porque mi entrenador de gimnasia deportiva me dijo que podía competir en lucha en los Juegos Evita. Le hice caso y me empezó a gustar.

- ¿Hay muchas mujeres que se dedican a la lucha en Tucumán?

- Lamentablemente soy la única. Hay un par de niñas que van a la escuelita de lucha en Famaillá.

- ¿En tu familia alguien practicó lucha?

-No. Esta disciplina, al no ser tan popular como otros deportes, mis familiares no la conocían hasta que comencé a practicarla. Ellos me apoyaron desde el primer momento.

- ¿Hacés algún otro deporte además de la lucha?

-Me dedicaba a gimnasia artística deportiva. También por un tiempo practiqué kung fu. Luego, la lucha empezó a tener otro papel en mi vida, a tal punto que decidí practicar sólo lucha.

- ¿Cómo crees que está visto en el ambiente deportivo que una mujer practique lucha?

-Al principio, especialmente en Tucumán, la gente lo veía como algo “raro” porque entendían que es un deporte para hombres. Decían que era peligroso y bruto. Esto fue cambiando a medida que empecé a viajar y vi que en otros lugares no lo sienten así. Lo toman como algo normal. La lucha, para ellos, es como cualquier otro deporte.

- ¿Qué le dirías a una mujer que quiera dedicarse a la lucha?

- Que es algo hermoso. Le va a gustar porque es un deporte que tiene de todo: destreza, fuerza, rapidez, resistencia. Todo eso hace bien a la salud.

- ¿Qué es lo que más te gusta de la lucha y cuál es la satisfacción más grande que tuviste?

-La tranquilidad y la adrenalina que siento. Mi satisfacción más grande fue cuando subí al podio a recibir una medalla y pusieron el himno de Argentina. Cuando uno lo escucha, el corazón parece explotar de emoción.

En Esta Nota

Rusia
Comentarios