Lucha libre: de Rusia con pasión

Stefanía Ceballos viajó al país que es la cuna de grandes luchadores para entrenarse.

15 Abr 2018 Por Teresa Barrionuevo
2

A FULL. Stefanía Ceballos se prepara en Rusia junto a su compañera de equipo. FOTOS GENTILEZA STEFANÍA CEBALLOS

Lucha libre es un deporte en el cual cada participante intenta derrotar a su rival sin el uso de golpes. Nació hace miles de años y en Tucumán un puñado de deportistas se encarga de derribar todas las barreras para que esta disciplina siga vigente. Stefanía Ceballos es la única mujer que compite y representa al país en torneos internacionales. Tiene 16 años y hace cuatro años que la practica. Compite en la categoría cadetes en 57 kilogramos y cursa el último año del secundario. En estos momentos está entrenándose en Daguestán, Majachkalá (Rusia) para competir en la etapa clasificatoria para los Juegos Olímpicos de la Juventud a desarrollarse en Buenos Aires.

“Hace unas semanas competí en un torneo internacional en Turquía y finalicé tercera”, contó Stefanía vía whatsapp a LG Deportiva. El martes 24 regresará al país.

- ¿A qué edad comenzaste y por qué elegiste este deporte?

- Comencé a los 13 años porque mi entrenador de gimnasia deportiva me dijo que podía competir en lucha en los Juegos Evita. Le hice caso y me empezó a gustar.

- ¿Hay muchas mujeres que se dedican a la lucha en Tucumán?

- Lamentablemente soy la única. Hay un par de niñas que van a la escuelita de lucha en Famaillá.

- ¿En tu familia alguien practicó lucha?

-No. Esta disciplina, al no ser tan popular como otros deportes, mis familiares no la conocían hasta que comencé a practicarla. Ellos me apoyaron desde el primer momento.

- ¿Hacés algún otro deporte además de la lucha?

-Me dedicaba a gimnasia artística deportiva. También por un tiempo practiqué kung fu. Luego, la lucha empezó a tener otro papel en mi vida, a tal punto que decidí practicar sólo lucha.

- ¿Cómo crees que está visto en el ambiente deportivo que una mujer practique lucha?

-Al principio, especialmente en Tucumán, la gente lo veía como algo “raro” porque entendían que es un deporte para hombres. Decían que era peligroso y bruto. Esto fue cambiando a medida que empecé a viajar y vi que en otros lugares no lo sienten así. Lo toman como algo normal. La lucha, para ellos, es como cualquier otro deporte.

- ¿Qué le dirías a una mujer que quiera dedicarse a la lucha?

- Que es algo hermoso. Le va a gustar porque es un deporte que tiene de todo: destreza, fuerza, rapidez, resistencia. Todo eso hace bien a la salud.

- ¿Qué es lo que más te gusta de la lucha y cuál es la satisfacción más grande que tuviste?

-La tranquilidad y la adrenalina que siento. Mi satisfacción más grande fue cuando subí al podio a recibir una medalla y pusieron el himno de Argentina. Cuando uno lo escucha, el corazón parece explotar de emoción.

Temas

Rusia
Comentarios