Ferrario: “nunca es tarde para aportar método a la gestión”

Sólo un Estado coordinado y ordenado es capaz de generar un impacto positivo en la vida de la ciudadanía, según el funcionario Ferrario. El subsecretario expresó que Vidal recibió una provincia repleta de “cajas negras”: “nadie sabía qué había en cada una de estas ni existía ningún tablero de información”.

15 Abr 2018
1

EN LA GESTIÓN. Emmanuel Ferrario.

De las propias palabras de Emmanuel Ferrario, subsecretario de Coordinación de la Gestión, se desprende que su función consiste en saber dónde está parado el Estado en cada uno de los programas implementados en ese territorio geográfico y mental gigantesco que es la provincia de Buenos Aires. Luce como una tarea imposible, pero, en un intercambio de mensajes de texto, Ferrario, de 32 años, manifiesta que la disciplina del orden termina imponiéndose sobre el caos. “Sin importar en qué situación está cada organización, municipio y provincia, hay que saber que nunca es tarde para aportarle método y planificación a la gestión”, asegura el colaborador de la gobernadora María Eugenia Vidal.

En términos del organigrama, Ferrario vendría a ser en el Poder Ejecutivo bonaerense lo que los “vices” Mario Quintana y Gustavo Lopetegui en la Jefatura de Gabinete de la Casa Rosada. Esta figura de control del trabajo incorporada por los gobiernos de Cambiemos tiende a impregnar al sector público de los principios de administración y gerenciamiento del sector privado. “Siempre es posible hacer grandes cambios cuando se trabaja con método. Cuando llegamos a la provincia nos encontramos con ministerios, presupuestos, proyectos y programas que eran ‘cajas negras’. Nadie sabía qué había en cada una ni existía ningún tablero de información”, comenta este licenciado en Estudios Internacionales que dejó su carrera en Techint para integrarse a los equipos técnicos del Pro. “Quiero transmitir que sólo un Estado coordinado y ordenado es capaz de generar un impacto positivo en la vida de la ciudadanía”, dice Ferrario, que mañana disertará a partir de las 18 en el hotel Hilton Garden Inn, en el ámbito de una actividad organizada por un grupo de empresarios y funcionarios afín a Cambiemos (G25 Tucumán).

En la conversación con LA GACETA, Ferrario precisó que, como primera medida, el Gobierno de Vidal ordenó las “cajas negras” mencionadas. “El siguiente desafío fue crear un método de planificación y control de gestión”, prosigue. A continuación, agrega que planearon con cada ministerio los proyectos y programas que iban a llevar adelante durante el primer año. “Más adelante definimos el criterio de priorización de los proyectos. Necesitábamos poder hacer en la provincia los proyectos que generaran mayor impacto y cambio porque los déficits son incomparables con los recursos que tenemos para poder solucionarlos”, explica.

Las políticas fueron priorizadas en función de su conexión con el legado de la gobernadora; de su efecto y de la posibilidad de materializarlas. “Así establecimos un método de control de gestión donde seguimos los proyectos por orden de importancia en mesas mensuales con la gobernadora”, relata Ferrario. Y manifiesta que hay dos categorías de proyectos: “A+” y “A”. “Los primeros son los estructurales que, sin importar las circunstancias, deben cumplirse. Los ‘A’ son proyectos prioritarios cuyo desempeño debemos seguir para decidir si es mejor continuar desarrollándolos o necesitan un replanteo”, clasifica. Ferrario dice que este método inicial fue perfeccionado: “en 2017 planificamos proyectos para los dos años siguientes. Definimos las prioridades teniendo una visión de ‘mediano plazo’. No sólo determinamos qué proyectos había que hacer sino que pudimos entender en qué se gastaba cada peso de la administración pública”. Al monitoreo por prioridad se sumó el temático y la posibilidad de unir esfuerzos entre distintas áreas. Todo esto condujo a un resultado que Ferrario expone con estas palabras: “hoy seguimos más de 300 proyectos y más del 80% del presupuesto ministerial. Y tenemos evaluaciones detalladas para entender si el programa genera el impacto esperado”.

“Trabajar en el Estado me permite participar en la construcción de una sociedad más justa”

Emmanuel Ferrario se formó en el extranjero y acumuló experiencia en una de las empresas más grandes del país, el Grupo Techint, antes de integrarse a los equipos del Pro. De allí saltó a la Subsecretaría de Coordinación de la Gestión del Gobierno de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. Ferrario dice que en el Estado encontró su lugar: “como ciudadano siempre tuve conciencia social. Trabajar en el sector público me permite participar en la construcción de una sociedad más justa, que es algo en lo que siempre creí. En el sector privado no podía sentir que estaba generando un verdadero impacto. Es una sensación muy especial la de ver implementarse algo que uno ayudó a armar. Y la realización aumenta cuando ello genera beneficios a gran escala”.

Ferrario disertará sobre su experiencia en el seguimiento y el control de la gestión

El subsecretario de Coordinación de la Gestión de la Provincia de Buenos Aires, Emmanuel Ferrario, expondrá mañana sobre su trabajo en el gabinete de la gobernadora María Eugenia Vidal (Cambiemos). La actividad organizada por el G25 Tucumán con la colaboración de la Fundación Federalismo y Libertad comenzará a las 18 en el hotel Hilton Garden Inn (Miguel Lillo 365 de esta ciudad). Luego de la exposición del funcionario público bonaerense habrá un turno de preguntas y un brindis. La disertación tiene entrada libre, pero hay que registrarse en forma previa. Ferrario es licenciado en Estudios Internacionales de la Universidad Di Tella y cursó estudios de posgrado en la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Fue asistente de investigación y ayudante del ensayista Francis Fukuyama.

En Esta Nota

María Eugenia Vidal
Comentarios