Hay 34 postulantes que quieren adoptar más de dos chicos

En dos años han salido en adopción 42 niños en grupos de hermanos. Requisitos y tareas de un equipo multidisciplinario.

15 Abr 2018

Fue toda una tarea de docencia de los jueces de Familia y de los equipos técnicos. “Al principio cuando se creó el Registro Único de Aspirantes a la Adopción de Tucumán, en 1997, todos los postulantes querían bebé. Pero gracias a una tarea de difusión y de concienciación hemos logrado que haya una apertura. Actualmente, de 204 postulantes inscriptos 34 están dispuestos a adoptar dos hermanitos”, afirma la presidenta de la Cámara de Familia, Graciela Valls de Romano Norri.

Desde 2016 hasta ahora han salido en adopción 42 niños en grupos de hermanos, de a dos (la mayoría), pero también de a tres y hasta de seis hermanitos, como fue el caso de Virginia Posse y Matías Figueroa. La historia publicada por LA GACETA emocionó a todo el país y la pareja fue invitada por Mirtha Legrand para almorzar en su programa. También fue reconocida por el Gobernador y por la Legislatura.

“La adopción no es caridad ni altruismo”, aclara Valls. Pero le satisface saber que Tucumán tiene la media más alta en número de postulantes en relación con otras provincias. “Esto tiene que ver con la credibilidad de la gente en el sistema”, opina.

“En Tucumán tenemos un registro cerrado, que da la posibilidad de adoptar a personas con domicilio en la provincia o que hayan fijado residencia hace más de cinco años. Se evalúan los antecedentes y se decide de acuerdo con la idoneidad, siempre buscando los mejores padres para ese niño”, explica. “Muchas veces se piensa que lo que buscan los jueces son buenos ingresos económicos, pero no es así, lo que nos interesa es el vínculo”, remarcó. La evaluación de cada postulante está a cargo de un equipo interdisciplinario que dará las herramientas al juez para que puede decidir.

“El nuevo Código Civil y Comercial (2015) está imbuido de los nuevos paradigmas de familia. Por eso muchos dicen que se ha constitucionalizado el Derecho de Familia. En ese marco lo ideal es que un niño se desarrolle dentro del seno familiar. Por eso se prefiere que el niño quede dentro de su familia de origen. Decimos que la última ratio es la adopción, que va a venir cuando se hayan agotado todos los intentos de vinculación de ese chico dentro de su familia de origen”, indicó Valls de Romano Norri. “Cuando hablamos de ese sujeto de derecho que es el niño decimos que va a ser escuchado dentro de su proceso de adopción, a tal punto que cuando tiene más de 10 años debe prestar su consentimiento ante el juez”, afirma.

El nuevo código también hace hincapié en que se debe preservar el vínculo fraterno. Por eso, si no se logra la adopción de todos los hermanos por parte de un mismo postulante (es lo ideal), las familias que adoptaron niños con hermanos biológicos adoptados, a su vez, por otras personas, deberán propiciar el encuentro entre esos hermanos de sangre.

Pero cada caso es único. Hay situaciones en las que conviene separar a los hermanos en familias diferentes. Caso por caso es analizado por el equipo interdisciplinario del Registro Único.

La psicóloga María del Pilar Leoni Aragón, integrante del equipo, cuenta que cada vez que nace un hermanito biológico de un niño ya adoptado por alguna familia, el Registro está obligado a poner en conocimiento de esa situación a los padres y ofrecerles que adopten al nuevo bebé. “Se dio el caso de un matrimonio que adoptó una niña y cuando estaba terminando el proceso, la mamá biológica tuvo otra bebé. Se puso en aviso a la familia y esta aceptó la segunda, pero a los meses apareció una tercera y también la recibió. Ese caso fue terrible porque las chiquitas se llevan unas a otras entre 11 meses y un año y medio”, cuenta la psicóloga.

La droga, el alcohol, el maltrato, la falta de trabajo y de educación son “el combo” de problemáticas sociales que produce que muchas madres no puedan hacerse cargo de sus hijos.


Requisitos para postulantes
- Llenar una solicitud en el Registro Único de Postulantes a la Adopción, que funciona en La Madrid 377, 6° piso A, y realizar una carpeta con toda la documentación. 
- Tener más de 25 años. Debe haber 16 años de diferencia entre el adoptante y los adoptados. 
- El equipo técnico requerirá tres entrevistas psicológicas o más, de acuerdo con las necesidades.
- Se solicitarán informes en la Justicia Civil y Penal.
- Se realiza una entrevista socioambiental.
- Se hace una audiencia de admisión con la presidenta de la Cámara de Familia antes de ingresar en el Registro Único de Adoptantes.


> Requisitos para postulantes
- Llenar una solicitud en el Registro Único de Postulantes a la Adopción, que funciona en La Madrid 377, 6° piso A, y realizar una carpeta con toda la documentación. 
- Tener más de 25 años. Debe haber 16 años de diferencia entre el adoptante y los adoptados. 
- El equipo técnico requerirá tres entrevistas psicológicas o más, de acuerdo con las necesidades.
- Se solicitarán informes en la Justicia Civil y Penal.
- Se realiza una entrevista socioambiental.
- Se hace una audiencia de admisión con la presidenta de la Cámara de Familia antes de ingresar en el Registro Único de Adoptantes.

> Equipo multidisciplinario

“Cada chico trae su historia, que hay que tratar de poner en palabras”

¿Cualquier persona puede adoptar hermanitos? La respuesta es no. Un equipo técnico del Registro Único de Adopción de Tucumán se encarga de realizar los estudios necesarios a cada postulante. “No existen los hijos ideales. Los niños que están en condiciones de adoptabilidad llegan a la nueva familia con una historia de origen. Por eso no hablamos de mamá biológica, sino de familias de origen porque hay un entorno cultural”, explica la psicóloga María del Pilar Leoni Aragón. Señala que la historia que trae cada chico debe ser verbalizada, puesta en palabra, para poder construir un relato. El equipo interdisciplinario busca que el postulante pueda hacerse cargo de su deseo. “Los padres llegan con un imaginario ideal que debe adecuarse a las necesidades reales de ese niño”, remarca.

> Una casa para los hermanos

En Tucumán hay 200 chicos albergados en 11 institutos. De ese total el 60% son hermanos entre ellos. Por eso se prevé desde el Ministerio de Desarrollo Social la habilitación de una casa que pertenece a Sala Cuna en Yerba Buena. Allí se proyecta reunir a los hermanos que se encuentran en los institutos.


Comentarios