“Betty Alperovich debe cumplir su mandato, sí o sí”

Juri repudió la intervención al PJ nacional

14 Abr 2018
1

La intervención del Partido Justicialista (PJ) a nivel nacional apuró los tiempos en la interna local de la organización peronista.

“Hasta abril (de 2019), la presidenta del PJ (de Tucumán) soy yo”, afirmó Beatriz Rojkés de Alperovich el jueves a la noche, en un acto celebrado en la sede de Virgen de la Merced (ex Rivadavia) al 100.

El mensaje no pasó desapercibido para el titular subrogante de la Legislatura, Fernando Juri. El justicialista trató de imponerse al alperovichismo en la conducción partidaria en 2007, y perdió. Sin embargo, el ex vicegobernador de José Alperovich se mostró en contra de cualquier posibilidad de que Rojkés sea apartada del cargo por la vía judicial, como le sucedió al sanjuanino José Luis Gioja en la “cabeza” del justicialismo federal.

“Estoy totalmente en contra de la intervención a nivel nacional del PJ. No encuentro elementos jurídicos para que se haya dictado esa medida. Y si no hay elementos a nivel nacional, mucho menos puede haberlos en lo provincial”, señaló el legislador oficialista.

Ante Aníbal Fernández

El jueves a la noche, en la sede del PJ, Rojkés de Alperovich encabezó el acto por la visita del ex funcionario kirchnerista Aníbal Fernández. Aunque no lo mencionó, la ex presidenta provisional del Senado recordó la votación interna en la que venció a Juri, en 2007. “La elección más difícil que enfrenté en mi carrera, la que más me costó, fue la que di para conducir este partido”, aseveró ante los militantes del justicialismo. Y advirtió: “que nadie me hable de legitimidad. Somos peronistas con todos adentro. Nadie tiene el dedo más largo que otro para acusar”.

Juri, en diálogo con LA GACETA, desestimó que tenga alguna intención de desgastar la figura de la máxima autoridad partidaria.

El titular subrogante de la Legislatura aclaró que no cuestiona “la persona del interventor” de PJ, en alusión al sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo. “Es un compañero al cual respeto hace muchos años. Lo que sí critico es la decisión (de la jueza federal María Servini de Cubría). Considero que es una intromisión de la Justicia en la vida interna del partido”, afirmó. Insistió en que está “categóricamente en contra” de una posible intervención del PJ tucumano. “No hay ninguna situación, en absoluto, que amerite una medida de esa naturaleza”, añadió. Y respaldó a la ex primera dama provincial. “Soy respetuoso (de ella). Así como me presenté en una elección interna y perdí por el voto de los afiliados del PJ, respeto la presidencia y pienso que ‘Betty’ Rojkés debe cumplir sí o sí su mandato. Que nadie se confunda, que nadie piense que yo estaría alimentando una situación así. No sólo por Beatriz, sino porque además iría en contra de mis principios democráticos y partidarios”, destacó Juri.

¿Analiza presentarse en la interna de abril de 2019?, le consultó LA GACETA. “Lo vamos a ver con el gobernador (Juan) Manzur, el vicegobernador (Osvaldo) Jaldo y los ‘compañeros’ dirigentes”, advirtió en principio. Luego, admitió que es un objetivo al que siempre apuntó, aunque dentro de las vías democráticas. “Si digo que no me gustaría presidir el PJ sería un hipócrita; claro que me gustaría, y por eso me presenté en su momento. Pero he perdido, y respeto la elección. Betty tiene derecho a finalizar su mandato; así lo decidió el voto democrático de los afiliados”, expresó.

Comentarios