Utilizan prevención y controles biológicos y químicos para combatir a la langosta en el mundo

El mexicano Mario Poot estuvo en Tucumán y transmitió su experiencia.

14 Abr 2018
2

ANTICIPACIÓN. El resultado de las aplicaciones depende, en gran medida, de los procedimientos preventivos que dispongan el Estado y los productores.

La problemática que significan las langostas en el mundo fue analizada por el doctor Mario Poot, especialista del Senasica de México -similar al Senasa argentino-, quien expuso sobre la aparición, control e impacto en la producción agrícola de dicha plaga, como parte del ciclo de capacitaciones que se brindaron en el marco de Expo Apronor 2018. La entrevista fue lograda por gentileza del programa Siembra y Cosecha TV.

- ¿Cuál es la situación mundial en relación con las langostas?

- Recientemente hubo fuertes apariciones de langostas, como ha sucedido con brotes en diferentes países como Arabia Saudita, México, El Salvador, Nicaragua, Rusia y Argentina. Ha habido un boom en los últimos años. Por eso se han tomado medidas comunes entre los países y entre regiones, para reducir el impacto en las actividades productivas, y este fue el que abordamos en la reciente Expo Apronor de Tucumán.

- ¿Se sabe por qué sucede esto?

- Hay tres factores importantes que provocan esto: la temperatura, las lluvias y los vientos, y es sin duda el cambio climático que va sufriendo nuestro planeta, lo que hace genera que haya áreas más favorables para el nacimiento y el desarrollo de langostas.

- ¿Hay una sola especie de langosta o son diferentes según los países?

- Hay diferentes tipos de langostas. Por ejemplo, en el caso de México y Centroamérica es la “langosta centroamericana”; para Argentina y países vecinos es la “langosta sudamericana”: Schistocerca paniculatta. Cada continente tiene una especie diferente, pero la característica común es que son muy voraces.

- ¿Qué daños ha causado en México hasta el momento?

- Cada año tenemos problemas de langostas con diferentes intensidades pero, afortunadamente, con el manejo preventivo que implementamos todos los años logramos que no tengamos actualmente en la producción pecuaria.

- Entonces, ¿cómo luchan contra las langostas en México?

- Tenemos un Programa Permanente de Control de las Langostas. Los cinco días de la semana, los días hábiles, tenemos gente que sale a hacer el monitoreo, y según estos resultados se hacen tareas de control o se les da seguimiento. Esto nos genera una base de datos, por internet y con información geográfica, para determinar dónde están los “focos amarillos” de langostas, y atenderlos y evitar que se conviertan en “puntos rojos”. Esta tarea la desarrollamos a lo largo de todo el año.

- ¿Esto lo realiza el Estado o los productores privados?

Es personal que pertenece a los organismos auxiliares. Yo trabajo para el Comité de Saneamiento de Yucatán, que es una dependencia del Gobierno Nacional que sería la Secretaría de Agricultura y Ganadería de México. Anualmente, recibimos presupuesto para poder cumplir todas las funciones y poder tener a la langosta bajo control: saber dónde está la plaga, cuáles puntos son los que debemos fortalecer y cuáles controlar.

- Una vez que detectan esos focos, ¿se hacen aplicaciones?

- Así es, ya sea de control biológico cuando son “focos verdes”, de control químico en “amarillos” y obviamente en los “rojos”, cuando tenemos que hacer de inmediato el control químico. Para el control biológico aplicamos el hongo Metarhizium acrilium que es un enemigo natural de la propia langosta) es el hongo aplicado en el mundo para el manejo de la langosta: en Asia, África y Oceanía, y nosotros (en México) también lo utilizamos como manejo preventivo. Para colocarlo lo liberamos a través de vía terrestre, con las bombas motorizadas, o en forma aérea aplicado con aceite hacemos las fumigaciones. Podemos decir que en los lugares donde liberamos el hongo no tuvimos resurgimiento de la langosta. Y como es totalmente inocuo no afectamos los cultivos. Esta es una gran ventaja que tiene este enemigo natural de la plaga, que únicamente ataca a la langosta.

- ¿Esta podría ser una alternativa a utilizar en Argentina?

- Claro que sí. En los programas internacionales de manejo de langostas, uno de los procedimientos habituales es el control biológico, que es lograr un control preventivo, y si no hay control biológico es difícil realizar un manejo preventivo. Y es porque los productos insecticidas químicos también traen repercusiones ecológicas.

- ¿En qué etapa reproductiva habría que hacer este procedimiento de control?

Tenemos niveles de densidad de langostas bajo, medio y alto. Cuando encontramos “nivel medio” hacemos las aplicaciones del hongo, para evitar que lleguemos a “nivel alto”, y es lo que hacemos como control preventivo.

A nivel país invertimos 18 millones de pesos mexicanos al año (serían 19,8 millones de pesos argentinos). Si no invertimos esta cantidad, lo que estaría en riego serían más de 1.000 millones de pesos mexicanos (1.100 millones de pesos argentinos), con riesgo para nuestros recursos básicos de cultivos de maíz, frijoles, frutales y cítricos, y como es una plaga polífoga, que ataca de todo, entonces el riesgo es muchísimo mayor que el gasto anual que realizamos.

- ¿Cuál sería su recomendación para Argentina?

- Uno de los problemas internacionales que estamos viendo con la langosta es que se trata de una plaga cíclica, que se presenta cada 5, 10, 15 o 20 años y ahora Argentina con 50 años. Entonces, el problema es que los técnicos que vieron el problema hace 50 años ya no están, y entonces, el personal que ahora trabaja con este problema sólo lo conocen por videos.

Entonces, una cosa interesante sería actualizar todos los conocimientos. Y debo destacar que el Senasa argentino está haciendo un buen trabajo. Pero pienso que un poco de fortalecimiento en esta parte ayudará bastante. Y está claro que sí se puede controlar la langosta. Y este problema es una preocupación mundial.

Por ejemplo, Rusia esta con problemas: se habla de la preocupación que tienen porque las langostas pueden llegar a comerse el pasto de las canchas de fútbol, así que hay mucha preocupación ante el próximo Campeonato Mundial de Fútbol. Es un tema que está en los medios de comunicación, es un tema candente, lo que habla del problema y del impacto que tiene esta plaga en la economía mundial y en la sociedad.

Comentarios