Golf: el Abierto del Norte está en la agenda para diciembre

12 Abr 2018
1

IMPULSOR. “Pigu” inició gestiones hace mucho tiempo para recuperar el torneo. la gaceta / foto de diego aráoz

El porteño Miguel Ángel Rodríguez fue preciso en su tiro para birdie en el hoyo 18. Con ello, conservó la ventaja de dos golpes que le llevaba a César Costilla y se consagró campeón de la edición 45 del Abierto del Norte de la República de golf. Corría octubre de 2011 y aquella fue la última vez que hubo juego profesional por el tradicional torneo, en el campo Alpa Sumaj, de Jockey Club.

Luego de que Salta organizó las últimas dos ediciones, en 2016 y 2017 (en el medio se jugó sólo en el segmento de aficionados), Tucumán puede volver a albergar el Abierto. Esto, a partir de un anuncio dado a conocer ayer por el Ejecutivo provincial. Jockey Club, con el aval de la Asociación Argentina de Golf, el apoyo de Andrés “Pigu” Romero y el Gobierno, proyectan armar la edición N°52 en la segunda semana de diciembre.

Mucha agua pasó bajo el puente del torneo, desde su primera edición en 1962. Grandes figuras, ganadores múltiples y otros inesperados, ediciones sólo con jugadores amateurs, tres años en los que no hubo competencia y su alejamiento de la provincia, hace poco menos de siete años. Salta Polo Club lo cobijó, con títulos para Jorge Monroy (en 2016) y para César Costilla (en 2017).

Hoy, una organización de este tipo de torneo supera el $1,2 millón, con bolsas a repartir por unos $600.000. Los principales profesionales del país y de la región se mueven en circuitos tales como el Web.com y el PGA Latinoamérica. Por su lado, el Tour Profesional argentino mantiene sus torneos, varios con mucha tradición, y a veces coinciden las competencias de los distintos tours.

“No hay que desaprovechar la oportunidad; Salta tiene su torneo, Las Termas también y Tucumán, que es la plaza más fuerte del golf en el norte, no podía dejar de hacer el suyo”, dijo “Pigu” sobre la oportunidad que se abre. También dijo que se decidió hacer el torneo en diciembre. “Hay buen tiempo; terminaron las clases; comienzan las vacaciones y los jugadores se pueden hacer un espacio en su agenda para venir”, explicó.

En Esta Nota

Andrés "Pigu" Romero
Comentarios