El saldo negativo de la balanza energética se contrajo un 23%

Intercambio comercial de U$S 1.600 millones en el primer bimestre

11 Abr 2018

BUENOS AIRES.- El saldo de la balanza energética durante el primer bimestre del año se contrajo un 23% respecto a igual período de 2017, en un intercambio comercial que totalizó los U$S 1.600 millones y en un escenario en el que se elevaron los precios medios de exportaciones e importaciones.

El informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) destacó que en el primer bimestre de 2018, el saldo negativo de la balanza energética se contrajo en un 23% interanual, al totalizar U$S 70 millones respecto a U$S 91 millones de igual período de 2017.

En los dos primeros meses del año, las exportaciones de energía treparon a los U$S 765 millones en el primer bimestre de 2018 y se incrementaron un fuerte 78,2% con respecto igual período del año pasado.

El informe destacó también que la suba tuvo origen en los mayores ingresos de los carburantes, que registraron una mejora tanto en cantidades como de los precios medios de exportación, y una fuerte suba del 50% en los volúmenes exportados por la suba de las cantidades vendidas de petróleo.

En lo que respecta a las importaciones totales de energía, en el primer bimestre de este año totalizaron U$S 835 millones y crecieron fuertemente en un 60,5% con respecto a igual período del año anterior.

La gran suba se debe al incremento de las cantidades demandadas de carburantes y gas de petróleo y al alza de los precios internacionales de los bienes energéticos.

En este panorama, se resaltó que los precios medios crecieron 24,7% con respecto a igual período de 2017, al pasar de U$S 286 a U$S 357, medidos en miles de metros cúbicos.

Este comportamiento obedece a un escenario en el que la suba de los precios medios elevaron las compras y las ventas al exterior medidas en valores, y que ya se venía reflejando el año anterior.

En 2017, las exportaciones totales habían trepado a los U$S 2.414 millones en 2017 y crecieron un 18,6% frente al 2016.

En el último año la suba fue originada por la recuperación de los precios medios y de los volúmenes de la mayoría de los componentes, a excepción del petróleo, que derivó en una merma del total de las cantidades vendidas en un 13,3%.

En lo que respecta a las importaciones, en 2017 treparon a U$S 5.735 millones, lo que implicó un incremento del 16,5% en comparación con los valores del mismo período del año 2016.

El aumento de los precios medios (17,5%), en línea con las cotizaciones internacionales, pudo compensar la reducción de los volúmenes importados (0,8%). (Télam)

Comentarios