Cinco mitos sobre el uso de los celulares

¿Cuánto megapíxeles tiene que tener una buena cámara? ¿Si el teléfono se moja, se lo puede rescatar con arroz? Las respuestas a estas y otras preguntas.

10 Abr 2018

Durante los últimos años, la tecnología de los celulares evolucionó a un ritmo frenético. Por eso, algunos usos que antes eran recomendables para prolongar la vida útil del teléfono, por ejemplo, hoy ya no son necesarios. Además, se han generado mitos, que se difunden por el boca en boca, pero que no siempre son ciertos. Estas son algunas falsas leyendas sobre el uso de los celulares:

1. “Hay que esperar que la batería se descargue por completo antes de recargarla”

Esta idea se originó cuando los celulares venían con baterías de níquel. Estas tenían un “efecto memoria”, por lo que había que descargarlas por completo antes de volver a conectarlas para que no se perdiera la capacidad de respuesta. En la actualidad, los equipos vienen con baterías de litio, que integran circuitos inteligentes, por lo que se lo puede cargar en cualquier momento sin dañar la batería, según publicó Infobae.

2. “No se debe dejar el teléfono cargando toda la noche”

Se suele pensar que esto es un riesgo, porque si la batería sigue conectada al llegar al 100% de carga, el teléfono se podría recargar de calor. Sin embargo, esto no debería suceder porque cuando se alcanza la totalidad de la carga, se activa un sistema que automáticamente detiene el paso de corriente al equipo, para evitar la sobrecarga. Esa es la tecnología que incorporan los modelos en la actualidad.

3. “Es peligroso usar el celular mientras se está cargando”

Si se puede, hacerlo no perjudica a la batería. Lo único que sí ocurre es que el tiempo de carga se extiende porque al usarlo se está consumiendo batería.

4. “Cuantos más megapíxeles tenga la cámara, mejores serán las fotos”

La cantidad de megapíxeles que tiene una cámara es importante, pero no es el único ni principal factor a tener en cuenta a la hora de elegir un equipo. Los megapíxeles se refieren a la resolución. Pero si los sensores son pequeños, por ejemplo, una alta resolución puede jugar en contra. Por eso, es fundamental saber cómo son los sensores o el tamaño de cada uno de los píxeles, el enfoque que se puede hacer y las lentes, entre otras variables.

5. “Si el teléfono se mojó, se puede rescatar con arroz”

Si bien es cierto que el arroz absorbe la humedad, si el dispositivo no es resistente al agua, será difícil recuperarlo.

Comentarios