Ganancias: reglamentan el cobro a la renta financiera de extranjeros

10 Abr 2018
1

EN EL BOLETÍN. Dujovne firmó el decreto que pone en marcha la medida. archivo

El Gobierno nacional reglamentó el cobro del impuesto a las Ganancias a la renta financiera que obtengan extranjeros que invierten su dinero en el mercado de capitales argentino. Lo hizo a través del decreto 279/2018, publicado ayer en el Boletín Oficial, y que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Esta definición se incluyó en la Reforma Tributaria aprobada por el Congreso a fines del año pasado, consignó la agencia Télam. Los extranjeros que inviertan en Lebac deberán tributar como cualquier argentino.

La decisión establece el Impuesto Cedular de Rentas Financieras para Beneficiarios del Exterior sobre ganancias obtenidas por títulos públicos; obligaciones negociables, títulos de deuda, cuotapartes de rentas de fondos comunes de inversión y monedas digitales, que será del 5% en el caso de estar valuados en pesos, y del 15% sin están en moneda nacional con cláusula de ajuste, o en extranjera. También alcanza, con una alícuota del 15%, sin importar la moneda de valuación, a algunas acciones. valores representativos de certificados de depósitos de acciones, cuotapartes de condominios de fondos comunes de inversión, certificados de participación de fideicomisos financieros y cualquier otro derecho sobre fideicomisos y contratos similares.

La norma fijó que cuando el beneficiario del exterior no posea un representante legal domiciliado en el país, el impuesto deberá ser ingresado directamente por él. En tanto, determinó que se aplicará la alícuota del 35% prevista en el artículo 91 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, a la renta obtenida por un beneficiario del exterior que resida en jurisdicciones no cooperantes o los fondos provengan de jurisdicciones no cooperantes. La CNV dictará las normas complementarias, agregó Télam. En las mesas de dinero, en tanto, se calificó la medida como “falta de timing”, “cambio de reglas de juego” o un previsible “menor ingreso de capitales”, según el diario ámbito.com. Si bien era una noticia descontada por el mercado tras su aprobación a fines de 2017, su reglamentación y aplicación la volvió a colocar en el centro de la escena de la actualidad bursátil. En concreto, el nuevo tributo se aplica sobre las utilidades que generen los títulos públicos, obligaciones negociables (ON), cuotapartes de rentas de Fondos Comunes de Inversión (FCI), Lebac, plazos fijos, valores representativos de certificados de depósitos de acciones, certificados de participación de fideicomisos financieros (también cualquier otro derecho sobre fideicomisos y contratos similares); monedas digitales, entre otros.

Comentarios