“Pulguita” no piensa en un clásico tucumano

08 Abr 2018
1

BUENA ONDA. “Pulguita” y Sills se divirtieron durante la conferencia de prensa de la Superliga que hubo anoche, con motivo de la presentación del partido de hoy.

Entre las propuestas que propone la Superliga fuera del fútbol, todas las semanas se presenta un ciclo de conferencias de prensa entre rivales. Ayer fue turno de Atlético-Newell’s, con Luis Rodríguez y Juan Ignacio Sills como invitados de lujo a la galas. La cita estaba pautada para las 19.30. Sin embargo, una demora en el vuelo de la “Lepra” y la posterior llegada al hotel Hilton de Sills hizo que el encuentro se retrase casi por una hora. En ese lapso, quien oficiaba de presentador, al parecer estuvo viendo los diferentes partidos de fútbol que ofrecía la TV, Boca-Defensa y Justicia, San Martín-Agropecuario y hasta Jaguares contra Crusaders, por el Rugby Championship.

Cuando Sills y el equipo de prensa del club rosarino dijeron presente, el anfitrión de la gala tomó la posta. Agradeció la buena onda de los presentes, la enorme voluntad de la gente de Newell’s, que no bien se bajó del avión salió volando hacia la zona del Abasto, y también el gesto de “Pulguita”, por esperar.

Cuando llegó el momento de abrir el telón, la combinación previa de partidos que pudo haber estado viendo el presentador lo hizo tropezar. “Estamos aquí para San Martín-Atlético... no, San Martín... Atlético-Newell’s”, fue corrigiéndose el hombre mientras los protagonistas reían y les recordaban que el “Santo” estaba jugando ya.

Y casi como si fuera un coletazos del furcio ajeno, un periodista sobre el final de una charla en la que se habló de lo básico, de la necesidad de ganar y jugar un lindo partido, a “Pulguita” le consultaron, entre otras cuestiones, si ya imaginaba un clásico en Primera. “Pensar en un clásico... Todavía faltan fechas en la B Nacional. Nosotros tenemos que pensar en los equipos que están en Primera y no en el campeonato de abajo”, dijo, el goleador.

Luego llegó el turno de las fotos, abrazos y la despedida.

Comentarios