Los cambios de hábitos ponen en alerta al sector supermercadista

Califican de “sorpresivo y audaz” el procedimiento preventivo que presentó Carrefour. Aseguran que la reconversión de los negocios en tiendas mayoristas es muy costosa y no ha dado resultado.

08 Abr 2018
1

AÑOS DIFÍCILES. Entre 2015 y 2016, los hipermercados registraron un retroceso por la pérdida de clientes.

BUENOS AIRES.- El sector supermercadista calificó de “sorpresivo y audaz” al procedimiento preventivo de crisis (PPDC) que la cadena Carrefour presentó ante el Ministerio de Trabajo, debido a que la firma francesa es la cuarta empleadora del país con alrededor de 20.000 trabajadores.

“Fue una sorpresa, un procedimiento audaz, son el cuarto empleador del país, es una jugada fuerte. En realidad el sector hace dos años que no viene bien”, dijeron fuentes del rubro. En todos sus formatos, sumando hipermercados, supermercados y los negocios express, la cadena de origen francés cuenta con 590 locales en la Argentina y emplea a 20.000 personas.

Ayer el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dijo que el PPDC abarcaría a alrededor de 2.000 empleados que se desempeñan actualmente en “las grandes superficies y no en los pequeños locales”. En el sector, sin embargo, dijeron que cadenas como La Anónima, Coto y Walmart lograron “reconvertirse” en los últimos años para hacer viable el negocio, mientras que Carrefour, debido a la gran estructura con la que cuentan, no pudo modificar el rumbo. “Carrefour tiene el peso de los hipermercados. Son muchas sucursales. Requiere mucha gente parar operar”, indicaron.

Para el presidente de la Cámara de Distribuidores Mayoristas de Alimentos y Bebidas (Cadam), Alberto Guida, Carrefour “usa lo que legalmente puede usar” en alusión al PPDC para achicar su estructura con el menor costo posible.“Quieren achicar sin pagar los costos que corresponde”, advirtió Guida.

Expansión

El directivo recordó que en 2003 Carrefour compró la cadena Norte y luego -en 2014- absorbió a las tiendas de descuento EKI, lo que contribuyó a incrementar de manera considerable su estructura. “Ahora quieren que los errores comerciales los paguen los empleados”, lanzó Guida. “O le quieren vender la cadena a alguien o se quieren sacar gente de encima. Esto no tiene justificativo”, agregó el dirigente de los supermercados mayoristas.

Respecto de la reconversión de algunos hipermercados en centros mayoristas, Guida dijo que no hicieron nada. “Eso es un costo altísimo. Para reconvertir un supermercado en una tienda mayorista hay que sacar los sectores de bazar, juguetera, electrónicos, es muy complejo”, indicó.

El especialista también habló de una oferta de consumo masivo “saturada”, ya que en unas pocas cuadras se presentan no solo los Carrefour Express, sino también los supermercados chinos, entre otros comercios.

Según Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a los supermercados regionales, los formatos de los hipermercados cada vez atraen menos a la gente. “Es un problema global”, dijo. Y agregó: “el verdadero drama del consumo masivo es el comercio ilegal, que le pega a los chicos y a los grandes”, al aludir que el no pago de impuestos afecta a todo el sector comercial.

Acostumbramiento

En tanto, Yolanda Durán, titular de la Cámara de Autoservicios y Supermercadistas Chinos (Casrech), aseguró que Carrefour es una empresa acostumbrada a que el Gobierno le dé ventajas. “Como cuando compraron los 135 locales de EKI. Ahora se tienen que hacer cargo de sus empleados. Están acostumbrados a vivir de la teta del Estado, tratando de aprovechar siempre las diferentes normativas para ganar siempre”, dijo Durán.

La titular de Casrech subrayó también que el supermercadismo chino tiene 11.000 bocas a nivel nacional “pero no le pide auxilio al Gobierno”.

Juan Manuel Primbas, country manager de la consultora Kantar, dijo que el consumo masivo “viene cayendo hace varios años. En el 2017 descendió 2% y en el 2016 bajó 4%. Para este año estimamos un crecimiento del 0,7% que en números redondos es 1%”, cuantificó.

“Hace 4 o 5 años el supermercadismo sufre una merma en sus ventas, en un marco de consumo masivo estancado. El sector trató de reconvertirse con formatos más pequeños ante los cambios de hábitos de los consumidores. Esto pasa en todo el mundo”, explicó.

Consultado si la variante de Carrefour Express fue conveniente, consideró que ese formato “no logró ocupar en el largo plazo el espacio de los comercios de cercanía. No lograron avanzar sobre el negocio tradicional”, finalizó Primbas. (Télam)

Comentarios