El país oriental está seguro de que ganará la pelea

08 Abr 2018

PEKÍN.- China se mostró convencida de que en caso de una guerra comercial con Estados Unidos saldrá victoriosa, según un comentario del órgano del partido, el Diario del Pueblo, aunque algunas fuentes apuntan que Pekín podría estar dispuesto a hacer concesiones a Washington. “La economía estadounidense recibirá un duro golpe si pierde el mayor mercado mundial de consumo del mundo en China”, asegura el Diario del Pueblo, cuyos artículos de opinión suelen considerarse como una postura oficial del Gobierno.

En medio de las tensiones comerciales entre las dos mayores economías del mundo, el grande ya no puede extorsionar al más pequeño, sino “que es un juego entre dos gigantes globales”, destaca el diario. El rápido crecimiento de China ha inclinado la balanza cada vez más en favor de su economía, señala el editorial, titulado: “En esta guerra comercial China tiene el valor para ganar”. El conflicto comercial entre China y Estados Unidos escaló en los últimos días con la imposición, por parte de Washington, de aranceles del 25% a productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares, a lo que siguió una respuesta equivalente de Pekín para gravar importaciones de materias primas y manufacturas. Trump justifica sus aumentos de aranceles con el elevado déficit comercial de Estados Unidos. El gobierno estadounidense dio a conocer que el déficit comercial del país subió considerablemente en febrero, hasta alcanzar el máximo desde octubre de 2008. El mes pasado creció U$S 900 millones, hasta situarse en U$S 57.600 millones.

Como reacción al anuncio de aranceles de EEUU, China activó formalmente al tribunal arbitral de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pues considera que Washington está violando los principios del organismo. Sin embargo, parece que desde ambas partes podría haber señales de distensión.

El nuevo asesor económico de Trump, Larry Kudlow, dijo que es posible que las sanciones no sean implementadas, al afirmar que el presidente estadounidense es partidario del libre comercio y quiere resolver los problemas con China de la manera menos dañina posible. Añadió que el objetivo de Estados Unidos es el crecimiento. “Si se bajan las barreras y se cumplen las reglas, ambas partes se beneficiarían”, afirmó.

China podría ofrecer concesiones en los próximos meses, como un mayor acceso a los mercados o menores aranceles. El gobierno chino también podría eliminar la obligación de que las compañías estadounidenses que quieran fabricar en China se asocien con compañías locales, lo que permite a éstas obtener tecnología extranjera. (Reuters)

Comentarios