Proponen declarar ciudadanos ilustres a los tucumanos que adoptaron seis hermanitos

El concejal Bussi, impulsor del proyecto de ordenanza, propuso otorgar al matrimonio un subsidio mensual de $ 15.000. "Los aplaudo de pie", dijo en sus argumentos.

06 Abr 2018
1

MATRIMONIO. Virginia y Matías no dudaron en adoptar a los seis hermanitos cuando supieron su historia.

El caso de la pareja tucumana que adoptó seis hermanitos para que no los separaran tomó repercusión nacional a través del programa de Mirtha Legrand y tuvo repercusión a nivel local. El concejal Ricardo Bussi presentó un proyecto de ordenanza para que Virginia Posse y Matías Figueroa Zelarayán sean declarados ciudadanos ilustres de San Miguel de Tucumán.

El edil aprovechó el proyecto para cuestionar el debate sobre el aborto legal, al tiempo que ponderó la actitud de la pareja. "Lejos de ser personas de dinero forman parte de la sacrificada clase media a la que le cuesta llegar al fin de mes, y que a todo esto se le suma entonces el sacrificio inherente a tener que educar y alimentar ahora a seis niñitos con todas las privaciones materiales que lleva consigo", explicó.

Por el motivo antes detallado, Bussi propuso otorgarles a Posse y a Figueroa Zelarayán una ayuda económica de $ 15.000 mensuales "para de este modo poder facilitar semejante decisión de amor, valentía y altruismo material o afectivo".

"Sin más, yo aplaudo a este matrimonio de pie, que Dios los bendiga y pongo a consideración del recinto la propuesta, a los efectos de que el Estado acompañe elogiosamente este magnífico ejemplo".

En el almuerzo

Posse estuvo el pasado domingo en el programa de Mirtha y compartió mesa con Valeria Lynch, Martin Ciccioli, Alberto Cormillot, Pía Shaw y Horacio Pagani. Allí definió a sus hijos como "héroes", contó su historia y reveló que tuvo dos hijos durante su matrimonio anterior, uno de los cuales falleció.

Manzur reconoció al matrimonio que adoptó a seis hermanos

"Cuando dijimos que íbamos a cuidarlos a todos, desde el juzgado me preguntaron reiteradas veces si estaba segura, porque iba a ser difícil. Yo les respondí que si eran niños sanos todo lo contrario; lo más difícil de mi vida fue tener un solo hijo, que esté enfermo y que haya fallecido", contó la tucumana.

Minutos después, Legrand interrumpió a la mamá y le preguntó si era cierto que trabajaban en un lugar donde fabricaban ladrillos y si podía decir sus nombres, pero la médica pidió disculpas ya que no pueden mencionar nada sobre cómo era su vida, ni tampoco mostrarlos, ya que se encuentran en medio del proceso judicial.

 "Nunca me arrepentí. La adopción es algo maravilloso, no es peor ni mejor que tener un hijo biológico; es diferente", explicó Posse que ya lleva un año y cuatro meses conviviendo con los chicos.

Comentarios