Este año la vacuna antigripal es distinta: tiene tres cepas

En los vacunatorios del Siprosa ya hay dosis para iniciar la inmunización. No hay que dejarse estar.

06 Abr 2018

La campaña de vacunación antigripal 2018 ya está en marcha. La semana pasada fue inmunizado el personal de la salud con las partidas que desde el 25 de abril fueron enviando desde el Ministerio de Salud de la Nación.

“Hemos adquirido más de 10 millones de dosis para distribuir entre adultos y niños en todo el país, y hemos destinado un presupuesto de más de 1.200 millones de pesos. El objetivo fundamental es inmunizar a toda la población de riesgo”, anunció entonces el jefe de la cartera nacional, Adolfo Rubinstein. El objetivo era que para mediados de abril ya estuviera en marcha la distribución. Por su parte, la ministra de salud de Tucumán, Rossana Chala, indicó que el personal de salud está prácticamente todo inmunizado y ya comenzó la distribución de las vacunas a los centros asistenciales.

“Llegaron 56.000 dosis, tanto pediátricas como para adultos. Estamos a tiempo. Y no hay circulación de virus todavía, así que -si la población de riesgo acude a vacunarse- podemos esperar una campaña exitosa”, especificó Ricardo Cortez, jefe de Inmunizaciones del Siprosa, y adelantó que se han llevado vacunas a las zonas de alta montaña.

Diferente

“Hay cuatro tipos de virus de la gripe estacional: A, B, C y D, pero los causantes de las epidemias estacionales son los virus de tipo A y B”, explica el sitio oficial de la OMS. Es por ese motivo que sólo los virus A y B forman parte de la composición de las vacunas contra la gripe estacional. Pero a su vez, los virus de la gripe A se clasifican en subtipos, en función de las combinaciones de dos proteínas de su superficie: la HA y la NA

Cada año, la Red Mundial de Vigilancia de la Gripe de la OMS analiza miles de muestras de virus de todo el mundo para identificar las cepas más susceptibles de suponer una amenaza en la siguiente temporada. Y con estas previsiones, los productores de las vacunas preparan cada año nuevas fórmulas, una para el hemisferio norte y otra para el hemisferio sur.

Por eso cuando nos vacunamos no recibimos un simple refuerzo sino una vacuna actualizada para garantizar la protección más amplia y adecuada posible de los virus gripales circulantes. Para el invierno 2018 del hemisferio se combinaron tres cepas, dos de virus A y una del B. El virus A(H3N2) predominó en la mayoría de los países; el A(H1N1)pdm09 y el B hicieron apariciones moderadas entre febrero y septiembre de 2017.

Comentarios