Caso Lebbos: detienen a otro testigo por falso testimonio y aumenta la tensión en Tribunales

1

DETENIDO. Los guardias retiran a Marcelo Fernández, que incurrió en falso testimonio. (LA GACETA / JORGE OLMOS SGROSSO)

Según los jueces, Ramón Marcelo Fernández tuvo muchas contradicciones en su declaración y no logró reconocer su propia firma en un expediente del 2014.

21 Mar 2018

Un testigo que prestó declaración en el juicio oral por el crimen de Paulina Lebbos, asesinada en 2006, quedó detenido hoy por falso testimonio, luego de que incurriera en numerosas contradicciones.

Se trata de Ramón Marcelo Fernández, un empleado de Vialidad provincial que prestó declaración ayer por la noche y quedó detenido este mediodía por orden del tribunal a cargo del debate oral, integrado por los jueces Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macorito.

En su declaración de ayer, el hombre brindó detalles sobre una serie de trabajos que realizó a la vera de la ruta provincial 341 los días previos al hallazgo del cadáver de Paulina. Para los jueces, "incurrió en numerosas contradicciones durante su relato de cómo se sucedieron los hechos".

Además, cuando se le exhibió a Fernández un expediente con la declaración que prestó en 2014 ante la fiscalía, el hombre desconoció su firma y dijo no recordar haber prestado declaración en esos momentos.

Los detalles de cómo hallaron el cuerpo de Paulina tornarán más tenso el debate judicial

Ante esta situación, los jueces realizaron un cotejo visual y determinaron que el testigo mintió, ya que la firma es la misma con la que firmó recientemente la notificación para declarar en este juicio.

Por eso, al reanudar la audiencia esta mañana, los jueces ordenaron la detención de Fernández, la cual se hizo efectiva apenas arribó a los tribunales para acompañar a su hijo, y quedó a disposición de la Fiscalía de Washington Navarro Dávila.

En tanto, ayer por la tarde quedó en libertad Jorge Jiménez, padrino de la hija de Paulina Lebbos y amigo de su novio, César Soto, luego de permanecer detenido dos semanas acusado también del delito de falso testimonio e investigado por su posible participación en el crimen de la joven.

Por el momento, en el juicio hay cinco acusados por el encubrimiento del crimen de Lebbos, cuatro de ellos ex funcionarios del gobierno de Alperovich. Se trata del ex jefe de Policía de Tucumán, Hugo Raúl Sánchez; el ex subjefe Nicolás Barrera; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; y el ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella, como así también el ex policía Hugo Waldino Rodríguez.

En tanto, el sexto acusado es Roberto Luis Gómez, quien está siendo juzgado por la "privación ilegal de la libertad" y el "homicidio" de la joven. Se trata del único de los seis imputados que estuvo preso y que a fines de 2016 fue liberado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación por haberse cumplido los plazos de la prisión preventiva.

Quedó firme la hipótesis de que el cuerpo de Paulina Lebbos fue "plantado" en Tapia

El 26 de febrero de 2006, Paulina (23 años) salió de un boliche de la zona del ex Abasto, donde había ido a bailar con su amiga Virginia Mercado. Según determinaron los pesquisas, alrededor de las 6.30 de ese día, ambas jóvenes se subieron a un remis color bordó y mientras Virginia descendió primero en su domicilio de La Rioja al 400, Paulina siguió viaje hasta la casa de su novio, aunque nunca llegó a destino.

Al cabo de 13 días de su desaparición, la joven fue hallada asesinada al costado de la ruta provincial 341, a la altura de Tapia, a unos 30 kilómetros de la capital.

comentarios