Luis Ibáñez asumirá como secretario de Seguridad en reemplazo de Miguel Gómez

El comisario retirado ocupaba el cargo de subsecretario. Fue uno de los creadores de la Guardia Urbana. José Ardiles ocupará su lugar.

21 Mar 2018
1

NUEVO SECRETARIO. Luis Ibáñez ocupaba hasta hoy la subsecretaría de Seguridad. FOTO ARCHIVO

El Gobierno confirmó hoy que Luis Ibáñez asumirá como secretario de Seguridad en reemplazo de Miguel Gómez, quien dimitió semanas atrás por motivos familiares. El ex comisario se desempeñaba hasta hoy como subsecretario, cargo que había asumido hace poco más de tres meses.

En su paso por la Policía, Ibáñez se desempeñó como jefe de la Unidad Regional Norte, del ex comando Radioeléctrico y de la Patrulla Urbana. Ocupaba este último puesto, en 2006, cuando se produjo el crimen de María Marta Arias, en un hotel de la zona del parque. La joven fue asesinada por su esposo, el santiagueño Pablo Amín, quien la estranguló, le hizo cortes al cuerpo y le sacó los globos oculares.

La vacante que deja Ibáñez en la subsecretaría de Seguridad será cubierta por José Ardiles.

Hace dos semanas, en medio de muchos rumores y conjeturas, Gómez explicó -a través de una carta- los motivos por los que presentó su renuncia. Agradeció a las autoridades por haber depositado confianza en él y reveló que su designación en el cargo le absorbió su tiempo en familia, algo que le generó conflictos y discusiones en el seno familiar. "Comprendí que mi pasión y entrega por lo que hago, el hecho de querer atender y resolver todo me estaban llevando a descuidar lo más que quiero en vida, mi familia", dijo.

Las modificaciones en la cartera de Seguridad que encabeza Claudio Maley en medio de una escalada de violencia e inseguridad en la provincia. El último caso que conmocionó a la provincia fue el crimen del policía Marcelo Ruesja, quien fue asesinado de un disparo en la cabeza para robarle la moto cuando volvía del casamiento de su hermana. Su esposa resultó baleada en la pierna.

Maley, al respecto, afirmó que el homicidio de Ruesja no fue por su condición de policía sino por un hecho de inseguridad. "Desvinculamos totalmente que se trate de una muerte por el hecho de ser policía. El hombre se encontraba de civil con esposa", dijo. Y detalló: "hay circunstancias que ocurrieron y desconocemos de fondo, que terminaron con la muerte del efectivo con un tiro en la cabeza" cuando volvía de una fiesta familiar en el barrio Lola Mora.

comentarios