Cartas de lectores

20 Mar 2018
1

la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

SEGUIMOS SIN GAS

Señor Director, es increíble que nuestro Barrio Bernel siga sin gas luego de casi cuatro años. Hemos sido estafados por una empresa que cobró el dinero para la obra y al día de hoy sólo hay un 37% completada, y desde el año pasado que no se hacen trabajos de ningún tipo. No puede ser que no haya sanción alguna de Gasnor para este tipo de maniobras (aclaro que le sacaron el inspector de obra a la empresa que nos estafó). Enargas lleva su parte también. Ante el pedido de sanciones nos contestan que eso lo debe ver la gerencia de Gasnor. Las instituciones son cómplices de los inescrupulosos y nadie hace nada, nadie sanciona, todos se tiran la pelota, es incomprensible que esta empresa siga trabajando. Si alguien pregunta, le muestran la montaña de denuncias que tienen, y a eso le sumemos las cartas documento, intimaciones, reuniones de conciliación sin cumplimiento y que la empresa ya no contesta ni a los vecinos desde fines del año pasado. Y nosotros pasaremos el cuarto invierno sin gas, rogando que no se acabe la garrafa en medio de la ducha.

Leonardo Natiello

[email protected]


LOS CHUSCHAGASTA

Como apoderada de la Comunidad Indígena Los Chuschagasta, del departamento Trancas, Provincia de Tucumán, recurrí, mediante Recurso de Casación por Apelación denegada, ante la Cámara Federal de Casación Penal el escandaloso fallo de la Cámara de Apelaciones de Tucumán, en la causa “Chiarello Dante, Chiarello Silvia y Otros s/Delito de extorsión y usurpación, Expte. 401220/05”. La sentencia cuestionada, por mi parte y también por el Ministerio Público Fiscal, confirma indebidamente el sobreseimiento de los imputados, Dante Vicente y Silvia Chiarello; incurriendo el fallo, en manifiesta violación al ordenamiento jurídico vigente: artículo 168 del Código Penal, Ley 26.160, y normas y principios fundamentales del Derecho, en un marco de absoluta desprolijidad, falta de fundamento y razonabilidad, como expresamente lo consideró el Tribunal Superior. Dicha resolución se reconoce violatoria al orden jurídico nacional e internacional, y en especial al Paco de San José de Costa Rica. Felizmente, el Tribunal de Casación resolvió, mediante sentencia de fecha 18 de febrero de 2018, en los Autos “Chiarello Dante Vicente y Otros, s/Recurso de casación CFCP-Sala I 3/1 CFC1”, anular la sentencia, modelo de impunidad manifiesta. Considero oportuno, necesario y urgente, sea publicado el flamante y ejemplar fallo referenciado, para ser oportunamente examinado en el Observatorio del Colegio de Abogados de Tucumán y en el de la Facultad de Derecho de la UNT. Asimismo, solicito sea puesto a consideración del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para ser incorporado al “Programa Nacional Justicia 2020”. Constituye no solamente un modelo de defensa del patrimonio cultural de los pueblos originarios, y de nuestros recursos naturales. También es “el resultado de un legado filial, académico y cultural, orientado a prevenir delitos, toda vez que se puede demostrar cómo un error de procedimiento, y la falta de celeridad en dicha causa, pudo generar justicia por mano propia, un daño irreversible, como ser la pérdida de vidas, en este caso, la de una autoridad de la comunidad, don Javier Chocobar”. En conclusión, considero que la iniciativa personal orientada a examinar la conducta institucional en dicho proceso representa un valioso aporte para garantizar efectivamente, en lo futuro, la convivencia armónica entre miembros de diferentes culturas y con ello, obviamente, la paz social.

Abogada Margarita Elizabeth Moreno

Apoderada de la Comunidad

Indígena Los Chuschagasta

Mat.Fed. T°961 L°256



SAN PABLO

La carta sobre San Pablo de la lectora Silvia Siccar (15/3) se circunscribe a un pequeño barrio, ubicado en Ohuanta. Lo mencionado es muy cierto, pero el problema es general en toda esta localidad: la rotura de calles, pavimentadas o no, hace casi imposible el tránsito vehicular y peatonal en todo el casco céntrico del ex ingenio San Pablo, los barrios aledaños, Colonia 4, Toledo, Villa Rosario, Alberdi, San Roque, Jorrat, 100 Viviendas, Malvinas, La Merced, San Miguel, Fonavi, Calle Máximo Nougués, Ohuanta, etcétera. El alumbrado público es deficitario pese a que en algunas partes se agregaron columnas con lámparas Led. Hay problemas de agua, cloacas y gas.

Carlos Alberto Drube

Avenida San Martín 51


San Pablo


SALA DE PRENSA JUDICIAL

Es muy bueno que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán haya puesto recientemente en funciones la Dirección de Comunicación, para fortalecer la comunicación interna y para informar a la sociedad. Se ha generado un ámbito de participación, facilitando, así, la comunicación de los jueces. Responde a un concepto esencial básico en la materia “para que haya participación debe haber comunicación”. Resulta de una importancia decisiva, promueve el desarrollo humano en esa fase de “comunicar”, porque hacer conocer es mostrar transparencia, marca una apertura en claustros históricamente cerrados para el común de los ciudadanos, fortalece la democracia. Es un reconocimiento a la mayor sensibilización de la sociedad, que reclama mejoras a la Justicia. En ese cuadro y con esa perspectiva, complementaría este eco a esa exigencia social, incorporar a su planificación y aplicación, también a los periodistas de todos los medios, creando el Tribunal Cimero, una Sala de Prensa permanente, donde no sólo lleguen las comunicaciones oficiales de la Dirección, sino con una terminal informática, donde, en tiempo real, el periodista pueda acceder a todos los procesos, salvo los límites procesales, legales o de Estado, al igual que todos los movimientos administrativos del Poder Judicial. Nuestros Tribunales son la puerta de entrada al sistema de tutela y resolución de conflictos de los distintos estamentos de la sociedad. Qué mejor que los periodistas, importantes agentes socializadores, que desde su propio sitio conozcan, para trasmitirnos en lenguaje claro y coloquial, desde adentro y directamente, en un marco ético y reglamentario adecuado, de todo lo que sucede en el interior de la Justicia, como una forma de mostrarnos al juez; jerarquizando al profesional de prensa, y colaborando, además, en la especialización de periodista judicial. Nuestra Suprema Corte Justicia de la Nación tiene una Sala de Prensa donde concurren diariamente los periodistas judiciales debidamente acreditados. No es incompatible y seguramente será auspicioso.

Alberto García Biagosch

[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios