Hendler es uno de los pilares de “Edha”

El actor uruguayo protagonizó los primeros filmes de Daniel Burman, el director de la serie.

20 Mar 2018
1

EL PERSONAJE. Hendler y el cigarrillo que no encenderá para dejar de fumar. LANACION.COM.AR

Daniel Hendler encarna a Andrés Pereyra, un fiscal inmerso en una trama de talleres clandestinos en “Edha”, dirigida por Daniel Burman, la primera serie que Netflix produjo en Argentina. El actor, director y productor uruguayo conoce a Burman desde que lo dirigió en “Esperando al Mesías”, “El abrazo partido” y “Derecho de familia”, protagonizadas por Hendler.

Sobre cómo creó el personaje para “Edha”, le dijo a Télam: “el tipo se va metiendo atrás de una trama que gira alrededor de un accidente en uno de estos talleres textiles, que se incendió, donde murieron muchas personas. Está un poco impulsado por una historia personal, que es hacer justicia por su padre. Se le mezclan los cables entre su pasión profesional y sus valores familiares. Entonces él también es portador de un conflicto interno, de una disyuntiva moral, como todos los personajes de la serie, que creo que es algo distintivo. No hay buenos y malos, hay contrastes, cada personaje tiene sus propios contrastes”.

Hendler ya hizo de abogado en “Derecho...”, con lo que conoce el lenguaje, pero esta vez resalta que hay un director que sabe del tema (Burman cursó Abogacía en la UBA), por lo cual le bastó con algunos conocimientos acerca de qué se trata la causa.

Sobre las diferencias entre las historias para el streaming y para el cine, Hendler opinó: “me parece que hay algo así como un hilo que se puede encontrar en una obra, en las preocupaciones de las cosas que uno hace, pero después sí está el formato y sobre todo la estructura a la que te lleva. Para mí es novedoso esto de las series y el lugar del espectador. Porque la idea es invitar al espectador en su propia casa a seguir una historia, mientras que en el cine invita a que salga de su casa. En el cine uno ya no quiere retenerlo, sino que entre, se modifique y se vaya. Son como dispositivos bien distintos, que al final no dejan de ser historias donde uno vierte sus intereses, inquietudes, preguntas, preocupaciones. Eso sí, como actor me olvido del formato; no estoy pensando quién lo va a ver”.

Comentarios