En el top 5 de las derrotas más sufridas por Argentina

16 Mar 2018

A la hora de recordar derrotas dolorosas de Argentina a lo largo de la historia, resaltan con facilidad el 0-4 ante la “Naranja Mecánica” holandesa en Alemania 1974 o ese contundente 0-5 con Colombia, en el Monumental, por las eliminatorias para Estados Unidos 1994. Pero quizás en Suecia 1958 la Selección haya sufrido el peor golpe de su trayectoria, por una caída tremenda de un equipo que pintaba para quedar en la historia.

La Selección llegó a esa gran cita, luego de varios años de ausencia, con el mote de candidato; lista para dar el golpe y quedarse con la gloria.

Con un plantel notable, integrado por jugadores Amadeo Carrizo, Ángel Labruna, Orestes Corbatta, José Manuel Ramos Delgado y José Sanfilippo, Argentina llegó a Suecia con la idea fija de hacer historia.

Pero la cosa comenzó cruzada de entrada. Alemania le dio el primer mazazo al vencerla por 3 a 1. En ese tiempo, fútbol europeo mostraba un gran crecimiento y la diferencia física y de velocidad era inmensa. Sin embargo, se recuperó en el segundo juego y venció a Irlanda por idéntico marcador. El 15 de junio, los dirigidos por Guillermo Stábile debían asegurar su pasaje en el Olympiastadion de Helsinborg.

Pero Argentina tuvo una pésima tarde y Checoslovaquia (hoy dividida en República Checa y Eslovaquia), que no era nada del otro mundo, le asestó el golpe más doloroso. Fue un 6 a 1 contundente y humillante, que marcó la despedida del torneo de un plantel que debió armar las valijas mucho antes de lo que todos pensaban.

Pero el golpe más duro lo recibió al llegar a Buenos Aires. Más de 10.000 personas fueron a recibir a los jugadores. Hubo huevazos, tomatazos, monedazos e insultos para darle aun mayor relevancia a un fracaso, que quedará grabado a fuego por el resto de los días.

El negocio comenzó a decir presente

Al partir de Suiza 1954, la televisión comenzó a tomar fuerzas y en esta edición el fútbol comenzó a comercializarse. Muchas empresas pusieron bastante dinero para que sus anuncios llegaran a todos los espectadores que seguían por la TV los partidos. Los duelos eran grabados y se enviaban a otros países vía aérea, por lo que no se podían seguir en directo. Los juegos llegaban con algunos días de “delay”.

Una presencia que causó varias “bajas”

La participación de Israel en este Mundial provocó que muchas selecciones árabes desistieran de participar en el Campeonato del Mundo, pese a tener la clasificación asegurada.

El primer marcador “cerrado”

En el sexto Mundial de la historia, recién apareció un 0 a 0. Fue el que protagonizaron Brasil e Inglaterra por la primera fase del torneo. A partir de ahí, la táctica comenzó a ganar la pulseada al ímpetu por atacar.

Comentarios