Michael Caine: detrás de los Oscars y de la seducción hay un gran actor

14 Mar 2018
1

La seductora mirada de Michael Caine le catapultó como galán hace más de 50 años, cuando consiguió su primera nominación al Oscar con “Alfie” (foto). Ahora, en su última película -el documental nostálgico “My Generation”, dirigido por David Batty-, revisa los swinging sixties en Londres, cuando los jóvenes de clase trabajadora como Caine se convirtieron en una energía nueva y creativa, mientras The Beatles, Twiggy y David Hockney sacudían la sombría posguerra. Estrella de fama mundial, Caine celebra hoy su cumpleaños 85 con una transmisión nacional de su película en vivo, para luego responder a las preguntas de la audiencia.

Nacido en el sur de Londres en 1933 como Maurice Micklewhite, es hijo de una empleada de limpieza y de un trabajador del mercado de pescado. “Decidí convertirme en actor porque pensé que sería mucho mejor que trabajar en una fábrica”, le dijo al diario The Guardian. Su nombre lo cambió al de “Caine” después de ver la película bélica “El motín del Caine”, de Edward Dmytryk, con su actor favorito Humphrey Bogart.

Una casualidad se produjo antes del rodaje de la “Zulu”, de Cy Endfield. En esta película Caine debía interpretar a un suboficial de clase obrera; pero luego, el director estadounidense lo llamó y le dijo: “parecés más un oficial que un cabo. ¿Podés hablar como alguien de las clases altas?” “Le contesté que podía imitar cada maldito acento”, recordó Caine en el Festival de Venecia, donde estrenó el documental. En su opinión, un director británico nunca le habría dado esa oportunidad.

Luego, Caine filmó una película tras otra. Seis veces fue postulado para un Oscar y consiguó la estatuilla en dos oportunidades como mejor actor de reparto: en “Hannah y sus hermans”, de Woody Allen, y “Las reglas de la vida”, de Lasse Hallström.

Tras su divorcio, en 1971 se enamoró de una modelo de una publicidad de café: Shakira Baksh. Han estado casados durante 45 años y en declaraciones al diario The Times, Caine dijo que debido a que trabaja con mujeres hermosas todos los días, debía que casarse con la más bella para evitar cualquier tentación. El matrimonio tiene una hija: Natasha.

Entre las 150 películas en las que participó hay muchas obras maestras, pero también grandes fracasos. Desde finales de los 90 encontró un público nuevo y más joven, con papeles como el del mayordomo Alfred de la trilogía de Batman, de Christopher Nolan.

Sir Michael Caine sigue estando tan ocupado como siempre. Recientemente interpretó en “Going in style”, de Zach Braff, al líder de una banda de gente mayor que robaba diamantes de cajas de seguridad en Londres. Se mantiene en forma realizando trabajos de jardinería y se abstiene de consumir sal y azúcar. Para recuerdos nostálgicos, le dijo a The Independent: “he sido extremadamente feliz, no por mi talento, sino por estar en el momento adecuado en el lugar adecuado”.

Comentarios