Emilio Zelaya observa más allá del fútbol

Pide guiar a los chicos.

11 Mar 2018
1

GRAN SALTO. Emilio Zelaya -hoy, en Apollon Limassol, de la Primera división de Chipre- pasó del CEF18 a Rosario Central. twitter @FutbolistasAXEM

Desde que era preadolescente, Emilio Zelaya tenía muy claro que quería jugar en Primera, y que los principales clubes tucumanos no le ofrecían esa posibilidad, al menos en el corto plazo. “Elegí emigrar porque en ese momento, en 2001, ni Atlético estaba jugando en Primera ni San Martín peleaba el ascenso”, explica.

A los 14 años saltó del Club Educadores de Fútbol (CEF 18) a Rosario Central -en ese club debutó en Primera, en 2006, a los 18 años-. Ya a esa edad había advertido una importante diferencia entre los clubes de las grandes ciudades argentinas y los tucumanos. “En infraestructura, en formación y en la reputación de las inferiores. Desconozco el estado actual de la estructura de divisiones inferiores de Atlético y de San Martín; pero los clubes de Rosario y de Buenos Aires tienen gente por todo el país buscando jugadores. Y al fichar con ellos te brindan las mejores comodidades para vivir, para estudiar y para que puedas dedicarte a jugar tranquilo”, añade.

Precisamente, Zelaya considera que los equipos locales deberían prestar más atención a esas otras cuestiones, no futbolísticas. “Deberían tener un buen lugar donde alojar a los chicos; donde estos puedan alimentarse bien y tener gente que los ayude y los guíe en sus estudios”, sugiere el delantero que actualmente juega en el Apollon Limassol, de la Primera División de Chipre.

A su criterio, tanto Atlético como San Martín están atravesando un buen momento, y esa situación debería aprovecharse para fortalecer las divisiones inferiores. “Hay que mejorar la infraestructura, para captar esos jugadores que hoy eligen irse a Buenos Aires o a Rosario. Hay que convencerlos de que en Tucumán también pueden tener una buena formación”, expresa.

A Zelaya le gustaría que, con el tiempo, se vean más jugadores locales en los planteles de los equipos tucumanos: “San Martín y Atlético siempre se apoyaron en jugadores de afuera. Lamentablemente estamos acostumbrados a eso. Ojalá que se pueda cambiar y que cada vez podamos ver más jugadores tucumanos triunfando en los equipos de la provincia”.

No reniega por no haber jugado ni en el “Decano” ni en el “Santo”. “Cada vez que vuelvo a mi provincia me gusta ser uno más y no estar vinculado a ninguno de los dos. Prefiero apoyar y desear que les vaya bien a todos los equipos de Tucumán”, dice.

En Esta Nota

Chipre
Comentarios