Expectativas por la probable reunión Trump-Kim

Aunque no están establecidas las condiciones del encuentro, el mundo recibió con cautela el anuncio y lo consideró muy positivo El vicepresidente de Estados Unidos dice que no hubo concesiones y que todo se debió a las presiones sobre Corea

10 Mar 2018
1

PROTAGONISTAS DE LA TENSIÓN INTERNACIONAL. Kim y Trump se insultaron fuerte en los últimos meses y ahora prometen que se reunirán. Reuters

SEÚL/WASHINGTON.- Los líderes mundiales dieron la bienvenida a la perspectiva de una posible tregua en la crisis por el programa de armas de Corea del Norte, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que está preparado para reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Trump y Kim provocaron temores en todo el mundo el año pasado, al enfrascarse en un intercambio cada vez más belicoso de insultos por los intentos de Pyongyang de desarrollar un arma nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos, en desafío a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Distensión

No obstante, la tensión empezó a rebajarse coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados el mes pasado en Corea del Sur, preparando el terreno para la que sería la primera reunión entre líderes de ambos países. “Se está planificando una reunión”, tuiteó Trump tras aceptar una invitación de Kim para reunirse con él. No hay fecha ni lugar previsto aún para el encuentro, aunque podría ser en mayo.

Ayer el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró que su gobierno no hizo ninguna concesión. “Los norcoreanos van a venir a la mesa negociadora a pesar de que Estados Unidos no haya hecho ninguna concesión, y de que, trabajando de cerca con nuestros aliados, hemos aumentado constantemente la presión al régimen de Kim”, afirmó. Trump aceptó ayer la petición del líder norcoreano de sentarse a negociar cara a cara “en el lugar y el tiempo que se determine”, un pedido que llegó al mandatario estadounidense de manos de un emisario surcoreano que se había reunido con Kim el martes pasado en Pyongyang.

Kim ofrece desnuclearizar el país y poner fin a las pruebas nucleares y misilísticas.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo en una llamada telefónica a Trump que aprecia su deseo de resolver el asunto norcoreano políticamente. Afirmó que “espera que Estados Unidos y Corea del Norte comiencen sus contactos y su diálogo lo antes posible y se esfuercen por alcanzar resultados positivos”, dijo el reporte.

China es el mayor socio comercial de Corea del Norte y su único gran aliado, aunque el comercio general ha caído en los últimos meses tras la entrada en vigor de las sanciones económicas de la ONU. Trump ha intentado presionar a Xi varias veces para que ayude a controlar a Pyongyang.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, elevó al nivel de “hito histórico” a la cumbre. “La reunión de mayo será recordada como un hito histórico que realice la paz en la península coreana”, afirmó Moon por medio de un vocero presidencial.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo que las conversaciones tardarán varias semanas en concretarse. No se anunció un lugar, pero la neutral Suiza, que suele albergar cumbres, afirmó que está dispuesta a facilitar el encuentro.

Los insultos

La escalada de tensiones había ido aumentando constantemente en los últimos meses. Corea del Norte pareció mostrar, el pasado noviembre, que tuvo éxito en el desarrollo de un misil capaz de llevar un arma nuclear a cualquier parte de Estados Unidos. Trump ha calificado al líder norcoreano como un “maníaco”, lo llamó “pequeño hombre cohete” y amenazó en un discurso con “destruir totalmente” su país, de 26 millones de habitantes, si atacaba a Estados Unidos o algunos de sus aliados. Kim respondió llamando a Trump “mentalmente trastornado”. (DPA y Telam)

En Esta Nota

Kim Jong-un Donald Trump
Comentarios