Limitan el uso de los pasajes aéreos que reciben diputados

La presidencia de la Cámara Baja intenta limitar el tráfico o venta de esos boletos. Sobre los 20 tramos aéreos que recibe mensualmente un diputado, 12 seguirán estando a su nombre y serán intransferibles

10 Mar 2018
1

ANTECEDENTE. En junio, Monzó subió 100% el monto que la Cámara paga por el canje de cada pasaje. DyN (archivo)

BUENOS AIRES.- El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, dispuso, mediante una resolución interna, limitar el uso de los ocho pasajes aéreos innominados que mensualmente reciben los legisladores a otras tantas personas que el legislador debe incluir en una lista a presentar en cada año calendario.

Con esta medida, la Presidencia de la Cámara Baja busca limitar el tráfico o venta de pasajes por fuera del uso para el que son otorgados, es decir, la actividad política o legislativa del diputado.

Así, desde el próximo lunes, sobre los 20 tramos aéreos que recibe mensualmente un diputado, 12 seguirán estando a su nombre y serán intransferibles, y los otros ocho sólo podrán ser usados por los integrantes de una lista que el diputado debe presentar cada año y que sólo puede ser modificada al año calendario siguiente.

En cuanto al canje de pasajes por dinero en efectivo, no se realizaron modificaciones, y cada diputado, en caso de no utilizarlos, puede recurrir a esa alternativa a razón de unos 1.350 pesos por tramo.

En junio del año pasado, Monzó aumentó en un 100% el monto que la Cámara Baja paga por el canje de cada pasaje aéreo, pasando de $ 670 a los mencionados $ 1.350, y de $ 295 a $ 650 en el caso de los terrestres, que continúan siendo innominados en su totalidad.

Con estos números, si un diputado decide canjear la totalidad de sus pasajes, obtendría $ 40.000 adicionales para sumar a los más de $ 90.000 que cobran de dieta, sin contemplar el plus por desarraigo.

Las sospechas

Fuentes cercanas a Presidencia de la Cámara destacaron que “los 1.300 pesos que un legislador gana por devolver sus pasajes, son muy inferiores a lo que cuestan la mayoría de los tramos aéreos del país”.

“La Cámara termina beneficiada porque muchas veces aparecían pasajes utilizados por desconocidos en épocas de alta demanda y valores muy altos, generalmente a destinos turísticos, y que terminaban costándole mucho más al Congreso cuando las lineas aéreas los rendían”, explicó otro asesor parlamentario a la agencia Télam.

La sospechas de que algunos pasajes oficiales terminaban en el circuito comercial fue lo que motivó la resolución firmada por el titular de la Cámara, con el aval de la mayoría de los bloques.

Además, en otra resolución, Monzó dispuso que la cantidad de pasajes que mensualmente podrá recibir cada bloque (aparte de los que recibe cada diputado), dependiendo de su número de integrantes. En este caso, el 100% de los pasajes son innominados. En otras palabras, esto significa que el bloque puede escoger libremente a quién se los da, sin necesidad de inscribir a los beneficiarios en el Registro Único de Usuarios.

De acuerdo con la composición actual de la Cámara de Diputados de la Nación, el Frente para la Victoria-PJ recibirá 24; el PRO, 20; la Unión Cívica Radical -UCR-, 16; el Peronismo, el Frente Renovador y la Coalición Cívica, cuatro cada uno, entre las bancadas más importantes. (Télam)

Comentarios