El ex espía envenenado fue un blanco elegido, dice la Policía inglesa

Tensa situación entre Gran Bretaña y Rusia

08 Mar 2018

LONDRES.- El ex espía ruso internado esta semana en el Reino Unido fue envenenado con un agente nervioso como parte de una tentativa de homicidio, afirmó ayer la Policía británica, en otra vuelta de tuerca a un caso que provoca alta tensión con Rusia.

Sergei Skripal y su hija Yulia fueron encontrados inconscientes el domingo pasado en la ciudad inglesa de Salisbury, y las autoridades confirman que ambos permanecen internados en estado crítico.

Un policía que fue la primera persona en llegar al lugar donde se los halló está también en grave estado en un hospital, puntualizó el comisario adjunto y jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley,

“Esto está siendo tratado como un gran incidente que incluye tentativa de homicidio mediante la administración de un agente nervioso”, precisó Rowley mediante un comunicado.

“Habiendo establecido que un gas nervioso fue la causa de los síntomas (...), también puedo confirmar que creemos que las dos personas que sufrieron la indisposición fueron elegidos específicamente como blanco”, sentenció.

El jefe policial subrayó que no existe evidencia de un extendido riesgo para la salud del público en general.

Entredichos

Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, fueron encontrados desmayados en un banco afuera de un shopping. El hombre llegó al Reino Unido en 2010, en el marco de un cambio de dobles agentes entre el Gran Bretaña y Rusia.

La Policía ha dicho que investigará lo sucedido con amplitud de criterio, pero el canciller británico, Boris Johnson apuntó el martes contra el gobierno ruso del presidente Vladimir Putin.

Johnson dijo que el caso recordaba al envenenamiento de 2006 del ex espía ruso Alexander Litvinenko, que el Reino Unido atribuyó al Kremlin. En su lecho de muerte, en Londres, Litvinenko acusó directamente a Putin.

El Kremlin volvió a rechazar ayer la acusación respecto del nuevo caso a través de la vocera de la Cancillería, Maria Zajarova, quien dijo que la noticia de la internación del ex espía “fue usada de inmediato para redoblar una campaña anti rusa en los medios” de comunicación británicos.

Ayer, Zajarova había calificado los comentarios de Johnson como “descabellados”. (Télam)

Comentarios